Messi, Coutinho y Luis Suárez  | FCB

Luis Suárez dispara. Coutinho sabe a quién. Y Messi, también (y hay sorpresa)

stop

Los pesos pesados del vestuario alzan la voz

20 de septiembre de 2018 (13:32 CET)

El Barça no podría haber empezado mejor la temporada. Todos los partidos oficiales disputados hasta la fecha han acabado en victoria. El plan de Ernesto Valverde, que no es otro que el de reforzar el bloque del año anterior y asegurar un inicio de curso sin fallos, está saliendo a la perfección.

Líderes en Liga, con la Supercopa de España ya en las vitrinas del museo y con una goleada en el debut en la Champions League, los azulgranas están dejando claro que son candidatos a todo.

Y más viendo lo bien que están respondiendo Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé a sus titularidades. El brasileño se está adaptando cada vez mejor a su nuevo rol de interior y el francés se está soltando y demostrando que, pese a ser un jugador irregular, siempre acaba marcando las diferencias.

La sorpresa en el Barça

Sin embargo, sí que es cierto que hay una posición que está siendo motivo de debate en el vestuario del Barça. Y esa no es otra que la de Sergi Roberto. Cuentan desde dentro que los pesos pesados del equipo, con Leo Messi, Luis Suárez y el propio Coutinho a la cabeza, están mostrando alguna que otra duda sobre el rendimiento del catalán.

Eso sí, no es nada nuevo. No es ningún secreto que Roberto está jugando en una posición que no es la suya. Durante su etapa de formación en la cantera y en las categorías inferiores del club, el de Reus destacó como un interior habilidoso, capaz de romper líneas con sus rápidas conducciones, con toque y calidad de sobras para estar al mando del centro del campo.

Pero desde que Luis Enrique se hizo cargo del equipo, Sergi ha sido un fijo en la banda derecha. Con el paso del tiempo ha ido mejorando sus prestaciones, pero no son pocos los que continúan advirtiendo que el club debe encontrar cuanto antes a un buen lateral derecho.

Sergi Roberto Huesca | EFE

Entre otras cosas porque, en especial ante rivales de envergadura, el catalán sufre, y mucho, a la hora de defender. De hecho, este mismo año ya ha tenido algunos fallos que han acabado en gol, como ante el Huesca y ante la Real Sociedad.

Valverde ha probado alguna que otra vez a Semedo como titular, pero al portugués se le apagan las luces cuando llega a la zona de ataque. ¿Solución? Volver a poner a Roberto de lateral. Una solución más por incompetencia del luso que por las grandes virtudes de Roberto como lateral.

Una solución que, de momento, ya tiene a más de uno en el vestuario preocupado. Confían en Sergi, pero como pelotero, no como defensa. Valverde lo sabe. Ahora solo falta que el club tome medidas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad