Luis Enrique tiene un incendio (y gordo) en el vestuario del Barça

stop

El técnico asturiano sigue sin resolver las tensiones internas en el Camp Nou

Luis Enrique recibe las discupas de uno de sus cracks | EFE

18 de diciembre de 2016 (22:45 CET)

El FCBarcelona goleó al RCDEspanyol (4-1) con otra exhibición de Leo Messi y Luis Suárez, pero Luis Enrique sigue tensando demasiado la cuerda con Ivan Rakitic.

Casualidad o no, el centrocampista croata ha dejado de ser una pieza básica para el entrenador del Barça desde el día que elogió a Pep Guardiola y dijo que le gustaría ser dirigido por el técnico de Santpedor.

Ni la ausencia, por decisión técnica, de André Gomes permitió que Rakitic volviera al once titular. Contra el Espanyol jugó Denis Suárez, un futbolista muy parecido a Andrés Iniesta.

El exjugador del Sevilla no pudo disimular su malestar. Su decepción. Visible fue su gesto cuando Sergio Busquets recibió un duro golpe y Rakitic calentó en la banda.

La ausencia de Rakitic sorprendió a los aficionados del Barça. A los directivos, tal vez menos. Igual que en el vestuario del Camp Nou.

La promesa

La caída de Rakitic coincide con la promesa de Josep Maria Bartomeu de que mejoraría y prorrogaría su contrato, que finaliza en junio de 2019.

Las discrepancias entre el futbolista y el club, según algunas fuentes, son grandes.

Rakitic pide un aumento salarial importante para colocarse entre los futbolistas mejor pagados, pero el club sólo contempla una pequeña mejora.

En el Barça consideran que Rakitic es un jugador muy importante, pero no imprescindible. Y, además, en la cúpula del club valoran que su valor de mercado se ha multiplicado en los últimos años y no harían ascos a una venta millonaria.

Luis Enrique, mientras, sigue prescindiendo de Rakitic. Las tensiones van a más en el Camp Nou.