Luis Enrique tapa un problema mayúsculo en el vestuario del Barça (y Messi pide una solución de urgencia)

stop

De ello depende la renovación del argentino

Leo Messi cada vez sonríe menos con el Barça | EFE

05 de marzo de 2017 (20:00 CET)

Todos reman en la misma dirección. Se acerca un momento crucial en la temporada y todas las fuerzas están concentradas en ello. La remontada ante el Paris Saint Germain es posible y los jugadores quieren dar un golpe en la mesa que les lleve a los cuartos de final.

Es en lo único en lo que deben pensar. Posponer para la próxima semana la toma de decisiones. No obstante, algunos no lo pueden evitar.

Sí es posible, aunque muy difícil. Y pase lo que pase el resultado no debería distorsionar la realidad. El equipo ha protagonizado una de las temporadas más irregulares de los últimos años y hay muchos cambios por hacer. Deben pensar en el futuro.

A los pesos pesados y sobre todo a Leo Messi les preocupa profundamente lo que ocurrirá en el centro del campo. Las medidas que se tomen marcarán su renovación.

Problema creciente

Andrés Iniesta ya no es lo que era. Su calidad es indiscutible pero los años empiezan a pesar. Las lesiones le acosan. Esta temporada hemos visto como después de encadenar algunos partidos consecutivos sufría alguna baja que le tenía varias semanas fuera de los terrenos de juego.

El Barça debe dosificar al de Fuentealbilla si no quiere quedarse sin él antes de tiempo, y buscar un sustituto en condiciones. Un jugador que le permita seguir los pasos de Xavi Hernández. En el que poder confiar la titularidad para que Andrés adquiera un rol más secundario.

Soluciones para el futuro

André Gomes no encaja, Arda Turan no está capacitado para coger las riendas del centro del campo, y Denis Suárez y Rafinha todavía están muy verdes para adquirir esos galones. Sergi Roberto es al que se le ve más preparado, pero no puede quedarse solo, mientras que el futuro de Ivan Rakitic está en el aire.

El equipo necesita un centrocampista consagrado, capaz de ser titular en cada partido y ofrecer lo que ya no da Xavi y lo que no dará Iniesta. Un jugador del perfil de Bernardo Silva, Marco Verratti o Philippe Coutinho.

Los candidatos

Silva, ahora en el Mónaco, sería la opción más asequible. El portugués de 22 años suma nueve goles y siete asistencias en 40 partidos disputados esta temporada. Es un todo terreno con una gran capacidad física. Su precio se situaría en los 35 millones de euros.

Verratti es algo más caro. Su traspaso le saldría al Barça por 40 millones de euros. Acumula dos goles y seis asistencias en los 30 partidos que ha disputado con el PSG esta campaña. El del italiano de 24 años es el nombre que más suena en el entorno azulgrana.

Coutinho es el tapado. El brasileño juega en el Liverpool, donde ha marcado siete goles y ha dado siete asistencias en 25 partidos disputados. Sus números no dejan a nadie indiferente, pero su precio deja que desear.

Valdría 40 millones, como Verratti, pero su condición física no es la de los otros dos candidatos. El equipo culé no está para fichar suplentes. Ya tiene suficientes. El equipo necesita titulares indiscutibles.