Luis Enrique pregunta por un jugador del Celtic en la victoria del Barça

stop

El entrenador asturiano quedó sorprendido por el buen partido firmado por los de Glasgow

El Barça prepara una remodelación profunda del vestuario | EFE

23 de noviembre de 2016 (23:14 CET)

El FC Barcelona se impuso al Celtic de Glasgow en Escocia (0-2). Los azulgrana sometieron el Celtic Park en un partido más tenso y trabado que el del Camp Nou, donde los escoceses se llevaron un saco de siete goles.

Los de Luis Enrique mejoraron el nivel de juego con respecto al Málaga gracias a la recuperación del tridente: Leo Messi superó sus problemas gástricos y Luis Suárez regresó tras perderse el último encuentro liguero por sanción.

Con los tres tenores de la MSN y Rakitic en el centro del campo, todo fue más sencillo. La única novedad en el once fue la presencia de André Gomes, todavía lejos del nivel Barça.

Los azulgrana fueron superiores, pero sufrieron por momentos. El Celtic creó varias ocasiones de gol que obligaron a intervenir a Ter Stegen.

Messi liquida con dos goles

Especialmente peligroso se mostró el delantero Moussa Dembelé, posiblemente el jugador más en forma de la liga escocesa. Pero no logró marcar.

El único que perforó las mallas de la portería contraria fue Messi. De jugada combinada, a pase de Neymar en el primer tiempo ('24) y de penalti provocado por Suárez en la segunda mitad ('55). El argentino suma ya nueve dianas en esta edición de la Champions.

Piqué y Mascherano se mostraron muy solventes en el eje de la defensa, mientras que Sergi Roberto volvió a titubear ante los extremos del Celtic.

Primeros de grupo a falta de una jornada

El lateral derecho demuestra partido a partido su gran capacidad para asociarse en ataque, conducir el balón y poner buenos centros. La defensa sigue siendo su asignatura pendiente.

Sin embargo, Luis Enrique terminó encantado. El Barça ya está clasificado para octavos de final y no solo eso, sino que ya es primero de grupo pase lo pase en la última jornada.

El Manchester City y el Borussia Monchengladbach terminaron empatados en Alemania (1-1), con lo que se quedan lejos de los 12 puntos del Barça: ocho y cinco puntos respectivamente.

Karamoko Dembelé

Tan distendido estaba Luis Enrique que, incluso, se permitió preguntar por jugadores del equipo rival. El técnico azulgrana bromeó sobre Dembelé.

El asturiano no se refería al delantero centro titular del Celtic sino al joven Karamoko Dembelé. Un futbolista de solo 13 años que debutó recientemente con el Sub-20 del Celtic. Una joya de futuro.

Muchos clubes en Europa están pendientes de este futbolista, pero especialmente el club azulgrana, especialista en desarrollar grandes talentos en La Masía