Luis Enrique pregunta por un fichaje sorpresa del Madrid

stop

El técnico azulgrana quiere cerrar el equipo cuanto antes

Luis Enrique, en la rúa del domingo en Barcelona

13 de julio de 2016 (16:35 CET)

Luis Enrique no quiere esperar más. El FC Barcelona necesita cerrar su proyecto para la próxima temporada cuanto antes. Y es que el técnico azulgrana quiere empezar la pretemporada con todas las decisiones tomadas. Por ello, Robert Fernández y los suyos pisan el acelerador. Samuel Umtiti, Denis Suárez y el recién llegado, Lucas Digne son las altas oficializadas por el Barça, pero falta más.

Por su parte, Lucho sigue tanteando el mercado. El último jugador en el que se ha interesado ha sido en Moussa Sissoko. El centrocampista del Newcastle ha sido una de las sensaciones de la Eurocopa. Por ello, los grandes clubes preguntan por él. Aun así, el más interesado en atarlo es el Real Madrid. Zidane lo quiere desde mitad de temporada, lo tenía marcado en rojo en su lista de futuribles.

El Barça se interesa por Sissoko

El técnico asturiano va por su cuenta y ya se ha apresurado en preguntar en qué punto se encuentra el futuro del francés. El Barça tiene el servicio del centro campo completo. Con Rafinha, Iniesta, Sergi Roberto y Denis Suárez, el equipo tiene el toque y la calidad necesaria. Sin embargo, se necesita un nombre con más músculo y más potencia para dar aire a Busquets. En este punto, Sissoko sería una pieza que podría hacer esta función vacante.

Y es que presumiblemente Luis Enrique tiene en mente hacer jugar a Mascherano más adelantado esta temporada, pero hasta que Umitit no coja el ritmo necesario este cambio no se podrá efectuar. Por ello, el Barça sigue atento en el mercado de fichajes frente a cualquier 'perla' que pueda surgir. Bueno, bonito y barato.

En este caso, Sissoko es un jugador muy polivalente que también podría cubrir la posición de central. Aun así, el club culé sabe que lo tendrá complicado, ya que el Madrid y, especialmente Zidane, están interesados en pujar por el internacional francés. La guerra está servida. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad