Luis Enrique pide tiempo a un grande de la Premier 

stop

El asturiano no cierra las puertas a su futuro

El técnico del Barça, Luis Enrique | EFE

30 de agosto de 2016 (17:07 CET)

No se cierra puertas. Luis Enrique Martínez aterrizó al primer equipo del FC Barcelona en 2014. Desde entonces, se ha encargado de llevar al club azulgrana a lo más alto y, de hecho, lo ha conseguido. Y es que la entidad y la afición culé están más que encantados con los servicios del entrenador asturiano. Tan es así, que la directiva barcelonista le ha ofrecido ampliar y mejorar su contrato en más de una ocasión. Sin embargo, el técnico del Barça es fiel a su estilo y no quiere hablar de renovaciones.

Josep María Bartomeu lo tiene más que asimilado. De hecho, este mismo martes ha afirmado en Catalunya Ràdio: "La renovación de Luis Enrique no la hablaremos ahora ni en Navidad, el momento será en febrero o marzo, porque él mismo dijo que no quería hablar de eso hasta final de temporada". Y es que el asturiano es amante de ciclos cortos. Por ello, sabe que su continuidad en el club azulgrana dependerá de los resultados conseguidos, por lo que no quiere sentarse a negociar sobre su acuerdo contractual.

Siguiendo el modelo de Guardiola

Luis Enrique, como Pep Guardiola, es partidario de ciclos cortos por el enorme desgaste que supone dirigir a un equipo de la exigencia del Barça. Por ello, el asturiano valorará a final de temporada si su relación con la plantilla es óptima o se ha deteriorado demasiado. El entrenador del Barça no tiene prisa. Ahora se centra en la temporada.

Sin embargo, no descarta la posibilidad de iniciar una nueva etapa en otro club. Probablemente, de la Premier. Y es que Lucho quiere proyectos ilusionantes y no quiere dar ningún paso en falso. Por eso, al final de temporada querrá meditarlo bien y decidir si prorroga su etapa en el Barcelona o inician una nueva etapa profesional. La liga inglesa seduce mucho a Luis Enrique. Al parecer, el Arsenal ya ha sondeado su llegada. Ahora, Lucho pide tiempo y se centra solo en el Barça, pero sin embargo, no se cierra las puertas, ya que el futuro es incierto. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad