Luis Enrique pide al Barça que pague para echar a un jugador antes del 31 de agosto 

stop

El club azulgrana busca salida urgente para el jugador

Luis Enrique

25 de agosto de 2016 (11:44 CET)

Frente abierto. La llegada de refuerzos de última hora no es el único tema en el tintero que maneja la secretaria técnica del FC Barcelona. A falta de seis días para que la campaña de fichajes estival cierre sus puertas y no se puedan hacer más movimientos, el club culé debe solventar algún fleco más. En este caso, la situación que más incomoda a Luis Enrique es la de Douglas Pereira. El brasileño está teniendo un rol residual en el equipo azulgrana, por lo que el cuerpo técnico quiere darle salida cuanto antes.

Como ya publicó el pasado miércoles GOL, el carrilero no ha tenido una buena adaptación en el juego barcelonista. El futbolista llegó hace dos años al Camp Nou proveniente del Sao Paulo y no ha cuajado en el equipo. De hecho, tan es así, que no entra en ninguno de los planes del técnico asturiano. Por ello, Lucho ya ha dado luz verde para que se activen todas las negociaciones y se encuentre un futuro para el brasileño cuanto antes.

El Sporting, la máxima prioridad

Antes del 31 de agosto debe estar fuera. A sus 26 años, Douglas no puede permitirse pasar un temporada más en el banquillo sin pisar el césped. En este sentido, la opción de cederlo es la que gana más fuerza en los despachos de la Ciutat Esportiva. Y es que el Sporting de Gijón parece que es el destino con más papeletas para Douglas. El conjunto asturiano ya mostró interés por el brasileño en la pasada campaña, pero sin embargo, unas limitaciones de la Liga no le permitieron marchar. Ahora, tanto el club culé como los roji-blancos han vuelto a negociar.

Sin embargo, no es su única oferta. El Cruzeiro brasileño también se ha interesado por Douglas, aunque la intención del jugador es quedarse en España. Por ello, el Sporting parece una opción convincente para las tres partes. Además, Luis Enrique y Abelardo son viejos conocidos, por lo que los contactos parecen marchar viento en popa. Ahora bien, el único hándicap que frena la salida de Pereira es el tema económico. El club asturiano no está pasando un buen momento monetario, por lo que el Barça debería seguir pagando íntegramente alrededor de 2 millones de euros al jugador por su ficha. Aun así, parece que el cuerpo técnico sigue dando el OK. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad