Luis Enrique ordena la venta de un jugador del Barça 

stop

El club azulgrana pasa la prueba de fuego frente al Athletic 

Athletic de Bilbao - FC Barcelona

28 de agosto de 2016 (22:46 CET)

Prueba de fuego superada. El FC Barcelona se ha enfrentado este domingo a uno de los rivales más peligrosos de la Liga Santander. Los hombres de Luis Enrique Martínez han vencido por 1-0 a los vascos en La Catedral. Y es que más allá del resultado mínimo, las buenas sensaciones han dominado a los culés en la mayor parte del partido. En este caso, el Barça se marcha a la ciudad condal con los tres puntos de oro en el bolsillo.

Sin embargo, el segundo partido liguero ha dejado a un señalado en el banquillo barcelonista. Lucho ha vuelto a prescindir de Aleix Vidal en el equipo. Y es que nuevamente Sergi Roberto le ha ganado la partida al carrilero catalán. El entrenador asturiano ha escogido al joven canterano, cuya posición natural es la de mediocentro defensivo, para defender la banda derecha. El cuerpo técnico tiene a Aleix, un lateral derecho puro en el banquillo, pero aún y así han decidido prescindir de él.

Todo esto ha caído como un jarro de agua fría al catalán, ya que regresó de las vacaciones con la idea de ganarse la titularidad tras la marcha de Dani Alves. Aleix no quiere volver a pasar una temporada con un rol residual. De hecho, durante la pretemporada el lateral gozó de minutos en encuentros amistosos. Vidal vio la luz al final del túnel, pero ahora, con la temporada empezada, el técnico culé le ha relegado de nuevo a un segundo plano.

A Aleix se le agota la paciencia, pero a falta de tres días para que el mercado de fichajes estival eche el cierre no han llegado ofertas suficientemente rentables para dejar volar al catalán. Luis Enrique quiere quitárselo de encima, ya que no ha contado con él ni tampoco tiene intención de hacerlo en esta temporada. Y es que el asturiano ha dado luz verde a la secretaría técnica para que active el radar para venderlo. No obstante, todo apunta a que el lateral deberá quedarse en la recámara barcelonista hasta el mes de enero. Lucho tiene un frente abierto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad