Luis Enrique mete a un crack del Barça en la nevera

stop

El técnico azulgrana reducirá las apariciones de un futbolista básico para el equipo

Luis Enrique, rueda de prensa previa Supercopa de España

16 de septiembre de 2016 (09:31 CET)

Luis Enrique seguirá fiel a su política de rotaciones para proteger a las estrellas del Barça. El técnico quiere dosificar al máximo a los pesos pesados del equipo, aunque la derrota contra el Alavés puede condicionar sus alineaciones en los próximos partidos. Sabe que Messi, Suárez y Neymar no son partidarios de grandes descansos. A Sergio Busquets tampoco le gustan. A quien más protege, sin embargo, es a Andrés Iniesta, el titular que menos ha jugado en las últimas dos temporadas.

Iniesta, de 32 años, es una pieza clave para Luis Enrique por su liderazgo e inteligencia en el campo. También, por su talento y su visión del juego. Y por su capacidad de sacrificio. Elegido mejor jugador de las finales de Berlín (Champions, contra la Juventus) y Madrid (Copa del Rey, Sevilla), el centrocampista manchego ha terminado los últimos cursos a un gran nivel.

Luis Enrique sabe que Iniesta necesita tiempo para alcanzar su mejor nivel. Siempre ha sido así. Con Guardiola, con Vilanova, con Martino y, por supuesto, con el técnico asturiano. En la pretemporada tuvo un problema muscular y Luis Enrique ha dosificado sus apariciones en el primer equipo. Contra el Alavés fue suplente. También, contra el Celtic.

La ausencia de Iniesta fue cubierta contra el Celtic por André Gomes, el fichaje más sonado del Barça en el mercado de verano. El portugués es un futbolista multifuncional. Puede jugar como interior, por la derecha y por la izquierda, y también como mediocentro. En esta demarcación actuó en los últimos partidos del debut del Barça en la Champions.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad