Luis Enrique la lía a la salida de la Ciutat Esportiva del Barça

stop

El técnico llega a Barcelona con el efecto de la adrenalina en el cuerpo

Luis Enrique celebra con rabia la Copa

23 de mayo de 2016 (11:14 CET)

¡Piiii! ¡piiii! ¡piiii! La fiesta siguió en Barcelona. La sufrida victoria en la final de la Copa del Rey y el cierre del curso con un doblete descubrieron la rabia en la celebración de la expedición azulgrana. Tanto de los jugadores, como de aficionados y cuerpo técnico. Luis Enrique la ha liado de madrugada ante los pocos seguidores que esperaban su llegada.

Canaletas no se vistió de gala este vez. Hubo aficionados en la mítica fuente en la que el barcelonismo celebra sus triunfos, pero el día y la hora (domingo, medianoche) no invitaban a grandes fiestas entre los ciudadanos de a pie. Menos cuando hace una semana pudieron cantar el alirón. La cuestión es que Luis Enrique sí disfrutó del triunfo. Con mucha rabia.

El técnico llegó a la Ciutat Esportiva sobre las cinco de la madrugada para recoger su coche. Allí esperaban algunos valientes y el técnico agradeció el apoyo haciendo sonar el claxon a lo loco. Por si alguno se había dormido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad