Luis Enrique intenta silenciar dos nuevos problemas en el vestuario del Barça 

stop

Los dos cracks no tienen la confianza esperada

La reacción de Luis Enrique a la derrota en la zona mixta | EFE

27 de octubre de 2016 (19:28 CET)

No todo es coser y cantar. El nuevo proyecto de Luis Enrique Martínez cada día convence más. El FC Barcelona ha ido de menos a más en este arranque de temporada y el equipo cada vez deja mejores sensaciones sobre el terreno de juego. Y es que la sombra de la duda parece que va quedando atrás a medida que avanza la campaña y el once de gala está cogiendo su mejor nivel. La buena armonía y los resultados positivos reinan en el cuadro azulgrana.

Sin embargo, no todo es de color de rosa. Lucho intentó en las primeras jornadas hacer cambios bruscos en el once titular; no le salió bien. El equipo barcelonista tiene unas piezas clave que no deben cambiarse y, menos, de golpe. La columna vertebral azulgrana debe mantenerse sobre el césped para que los resultados vayan llegando. Los inventos no le dieron buenos frutos al técnico asturiano. Aun así, cuando las piezas clave se mantienen, Luis Enrique tiene margen para probar nuevas fichas. El mercado de compras estival le dejó seis refuerzos para el fondo de armario, por lo que Lucho los ha querido ir probando y testando.

Los dos 'chascos'

En este sentido, las noticias no son las más favorables. Cierto es que algunos de ellos, sobretodo Samuel Umtiti, se han adaptado con facilidad, aunque sin embargo, la nota negativa llega con Paco Alcácer y André Gomes. Los dos nuevos jugadores están teniendo más dificultades de las esperadas para coger el ritmo y la filosofía del conjunto culé. El punta no marca y al centrocampista le falta contundencia en la medular.

El valenciano y el portugués eran, probablemente, los dos fichajes que más ilusionaban a la afición y al club. Los dos cracks llegaban en un buen estado físico, por lo que muchos creían que podrían dar la campanada en este primer tramo de temporada. Sin embargo, no ha sido así. Alcácer ha disputado 171 minutos con la zamarra azulgrana y su marcador sigue a cero. Sobre el terreno de juego se le ve perdido y no acaba de cuajar con el resto de atacantes. No ha tenido fortuna en los remates.

Por su parte, el arranque del luso tampoco ha sido para tirar cohetes. Cierto es que en pretemporada dejó buenas sensaciones sobre el césped, pero a medida que ha avanzado el curso no se ha acabado de adaptar al modelo de juego. André Gomes ha tenido más minutos que Alcácer, pero la confianza desbordante que mostraba en el Valencia no se han trasladado al Camp Nou.

Ambos necesitan más tiempo para adaptarse, ya que son dos jugadores que deberían aportar un valor añadido al cuadro de Luis Enrique. Por el momento, nadie toma la palabra para hablar de su adaptación pero las sensaciones no son las esperadas.