Luis Enrique hace una faena al Barça en beneficio de su amigo Puyol

stop

El entrenador del club azulgrana ha jugado mal sus cartas

Luis Enrique

31 de mayo de 2016 (01:07 CET)

Luis Enrique Martínez ha hecho una faena al club de sus amores, el FC Barcelona. El técnico asturiano ha sido cómplice –directo o indirecto– de una jugada que puede suponer una pérdida importante de dinero para la entidad barcelonista. El caso es relativo a Marc Bartra, cuyo contrato tiene un apartado que contempla una rebaja sustancial de su cláusula de rescisión si no juega un número concreto de partidos. La cláusula de Bartra era de 40 millones, pero ha pasado a ser tan solo de 10 millones por los pocos minutos que ha disputado el canterano.

Bartra es precisamente uno de los representados de Carles Puyol e Iván de la Peña. Ambos mantienen una estrecha relación de amistad con Luis Enrique. Este podría ser uno de los motivos que explicaría el por qué de las escasas oportunidades que el técnico ha dado a Bartra durante la temporada. Algo que nadie entendía. Marc ha tenido siempre un comportamiento ejemplar, se lleva maravillosamente bien con toda la plantilla por su carácter extrovertido y alegre y, además, tiene condiciones innatas para triunfar en el fútbol.

Hasta ahora era un misterio que Luis Enrique no confiase en él salvo en casos de fuerza mayor, como fue, por ejemplo, el partido contra el Sporting, donde Bartra sustituyó a Piqué. Ni Mathieu ni Vermaelen estaban en condiciones de jugar en aquel partido, así que el catalán era la única opción.

Piedras contra su tejado

Esta teoría, que se maneja en entornos muy cercanos al Barça e, incluso, dentro del propio club, podría explicar que, ante la falta de confianza que Luis Enrique tenía en Bartra, hubiese preferido hacerle jugar aún menos de lo que le hubiese correspondido, para así facilitarle una salida más barata en verano. Es decir, se parte de una falta de confianza previa y, ante esa circunstancia, se actúa de forma que se provoca un beneficio al afectado.

Aunque eso sería tirar piedras contra su propio tejado. Si no entra dinero en ventas de jugadores, habrá menos dinero para fichar. GOL ya explicó que el club maneja un presupuesto de 120 millones de euros para fichar este verano siempre y cuando entren unos 40 millones de euros en traspasos. Si no, la cantidad se vería reducida a unos 80, 70 o 60 millones. Y ya hay varios jugadores que parece que marcharán gratis como Dani Alves y Adriano Correia.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad