Luis Enrique es el problema

stop

El Barça planifica la próxima temporada con algunas discrepancias internas

Luis Enrique y Unzué

24 de marzo de 2016 (12:59 CET)

El FC Barcelona ya planifica la próxima temporada. Las altas y bajas del equipo. Luis Enrique, Robert Fernández y Jordi Mestre, el vicepresidente del área deportiva, deben consensuar las incorporaciones que el club hará en verano y, de momento, hay disparidad de criterios en sus preferencias. Sobre todo, en el elegido para la delantera.

Luis Enrique es partidario de fichar a jugadores consagrados. De rendimiento inmediato. El técnico asturiano piensa más en el corto plazo y ya ha expresado sus preferencias por futbolistas que conozcan la Liga. Lucho sigue insistiendo con Nolito, aunque también a Gameiro, del polivalente delantero del Sevilla. Vietto, del Atlético, también es un jugador que gusta a Luis Enrique, pero está descartado por su alto precio. Lucas Pérez y Santi Mina también están en la agenda del entrenador asturiano.

La visión de Robert

La secretaria técnica, en cambio, trabaja con una lista mucho más amplia de nombres. Robert Fernández tira de estructura y tiene informes positivos de muchos delanteros. Uno de los jugadores con más proyección es Dembélé, del Rennes.

El director deportivo del Barça es partidario de fichar a un delantero joven con mucha proyección, para abaratar su coste. Robert, por ejemplo, ha pedido información sobre Anwar El Ghazi, del Ajax y otros jugadores que militan en equipos franceses y croatas.

Luis Enrique no es partidario de asumir riesgos con los fichajes, pero su posicionamiento debilita la amplia red de informadores que tiene el Barça en todo el mundo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad