"Luis Enrique es el peor entrenador que he tenido en mi vida". El adiós más bestia de un crack del Barça

stop

El técnico asturiano se irá con muchos enemigos del Camp Nou

La despedida más amarga de Luis Enrique en el Camp Nou | EFE

22 de mayo de 2017 (22:28 CET)

Año para el olvido. La despedida de Luis Enrique no será por la puerta grande. Parece que hoy en día cualquiera es digno de salir homenajeado del Camp Nou. Pero no se puede comparar al técnico asturiano con Xavi Hernández

La pancarata que el club dedicó a Lucho fue muy parecida. Las prestaciones de uno y otro no tienen nada que ver. Lucho logró un milagro en 2015, tras una bronca bestial con Messi. Sus métodos no gustaban, pero se acordó un consenso y llegaron los resultados. Messi, por propia voluntad, se pasó a la banda derecha y solucionó el entuerto que tenía montado el asturiano. 

El año siguiente fue peor. El equipo bajó las prestaciones pero, por fortuna, logró retener el título de Liga. El curso 2016-17 ha sido un desastre. Y no porque el Barça no juegue bien. Evidentemente ya no es lo que era y está muy lejos del Barça de Guardiola, pero sigue ofreciendo dosis de buen fútbol. El asunto es que ya no es fiable. 

En su último partido en el Camp Nou, el de la despedida, estuvo a punto de perder contra el Eibar. El cuadro azulgrana encajó dos goles y tuvo que hacer maravillas para remontar. Se jugaba ganar la Liga si el Madrid perdía en Málaga

Las dolorosas derrotas en Champions contra el PSG y la Juventus fueron la gota que colmó el vaso. Se puedo remontar contra el cuadro parisino, otro milagro, pero contra la férrea defensa de los turineses no hubo manera. Dos años seguidos cayendo en cuartos. 

La Liga se peleó hasta el final y se celebró la victoria épica en el Bernabéu. Es curioso porque ahora es el Barça el que recurre a la e´pica y celebra victorias como si fuesen grandes títulos. El Real Madrid, más callado, puede llevarse la Liga y la Champions. 

Déjà vu sin final feliz

La conclusión es que será una buena decisión para todos la marcha de Luis Enrique. Muchos todavía piensan que debió producirse en enero de 2015, después de que el conjunto blaugrana cayera en Anoeta con Neymar y Messi en el banquillo.

"Es el peor entrenador que he tenido en mi vida", dijo entonces un peso muy pesado del vestuario, según reprodujo Vozpopuli. En aquel momento Lucho dejó la gestión del equipo en manos del núcleo duro del vestuario. Todos recordamos como terminó aquella gloriosa temporada.

Con la ampliación de la plantilla en esta campaña, el asturiano recuperó su 'papel' de entrenador. Sus decisiones le valieron el mote de Lotolucho entre algunos miembros del vestuario, que preveían que los inventos del entrenador no iban a terminar bien. Se convirtió en el rey de los experimentos. Y el crack que entonces se cebó, ha vuelto a hacerlo. 

El resultado lo vimos en París. La frase pronunciada hace dos años recuperó la vigencia después del partido en el Parque de los Príncipes. Los jugadores se sintieron señalados por el nefasto encuentro pero no creen que sean los mayores responsables de la debacle blaugrana.

Mala gestión

Opinan que el partido no se preparó correctamente, como tantos otros esta temporada. La plantilla le va grande al técnico. No está preparado para gestionar a tantos cracks y se ha visto superado por la situación.

Los jugadores han sacado fuerzas de flaqueza a pesar de ver como tiraba partidos contra el Alavés, el Celta, la Real Sociedad, el Málaga, el Betis o el Deportivo. Ahora ya no hay marcha atrás.

El equipo se movió en el fango por culpa de tantas decisiones erróneas y perdió la Liga. También salió vapuleado de la Champions. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad