Luis Enrique elige el fichaje para sustituir a Aleix Vidal en el Barça

stop

El técnico asturiano afronta con la cabeza fría el nuevo contratiempo que se le viene encima

Según algún medio digital, Luis Enrique tendría un motivo oculto para dejar el Barça | EFE

12 de febrero de 2017 (11:48 CET)

La aparatosa lesión de Aleix Vidal es un nuevo dolor de cabeza para Luis Enrique Martínez. Ahora que empezaba a contar con minutos y rendía bien, va y se parte el tobillo.

Mala suerte. Muy mala suerte para un jugador que lo ha pasado mal durante el primer tramo de curso y que tendrá que estar cinco meses de baja. En la enfermería.

Pero el tren de la temporada nunca se detiene y cualquier despiste que no se resuelva con premura puede suponer el peor de los males: perderlo.

Es por este motivo que Lucho y su staff técnico en el Barça ya se han puesto manos a la obra para buscar un recambio de garantías para Vidal. El tema es que no tienen claro que haga falta.

El club no es partidario de fichar en balde y añadir otra ficha a la disparada nómina de salarios. La normativa de la Liga no deja demasiadas alternativas al cuadro azulgrana.

En caso de fichar, ahora que ya está cerrado el mercado de invierno, solo caben dos opciones: o un futbolista en paro o un jugador de la propia Liga.

La posibilidad de contratar al lateral del Shakthar, Srna, que tanto sonó en su momento, no está sobre la mesa. La opción más viable pasaría por contratar a Rukavina (33 años), del Villarreal, club en el que a duras penas tiene oportunidades.

Alternativas en casa

Es por ello que Luis Enrique ha optado por mirar en casa. En estos momentos, el técnico asturiano baraja tres opciones dentro de la plantilla.

La única que ha probado hasta la fecha es la de situar a Javier Mascherano en el lateral. Con Umtiti y Piqué en el eje de la zaga, el Jefecito puede sacrificarse.

La segunda, más experimental, pasaría por confiar en Rafinha para la banda derecha. El futbolista brasileño no cuenta con muchas oportunidades y sería una forma de ganar minutos alternando con Sergi Roberto –que no jugará la final de Copa– en la posición.

Por último, Lucho podría confiar en uno de los dos laterales izquierdos para la banda contraria. Jordi Alba es un seguro en la izquierda, pero Lucas Digne no inspira confianza.

Lo bueno es que Jeremy Mathieu también puede jugar en el lateral izquierdo. De forma que el francés podría ser suplente de Alba, mientras que Digne podría serlo de Roberto.