Luis Enrique corta cabezas en el viaje de vuelta a Barcelona

stop

El técnico del Barça señala a cinco futbolistas tras la derrota en Vigo

Luis Enrique

03 de octubre de 2016 (09:31 CET)

Luis Enrique asumió que él era el principal culpable de la derrota en Balaídos. De la debacle. De una primera parte horrorosa. Públicamente no quiso señalar a nadie y no hubo reproche alguno para Ter Stegen. En privado, y durante el camino de vuelta a Barcelona, el técnico analizó el batacazo con sus ayudantes y señaló a varios futbolistas. A Jordi Alba, a Jeremy Mathieu, a Sergio Busquets, a André Gomes y a Luis Suárez.

El Barça no ha empezado la temporada con muchos altibajos. Con momentos de buen fútbol y con peligrosas desconexiones. Luis Enrique cree que al equipo le falta tensión. Carácter competitivo. Por eso encaja tantos goles. El problema no es solo de la defensa, sino de todo el bloque.

Luis Enrique ya prescindió de Jordi Alba en los primeros partidos tras detectar que el lateral había regresado con sobrepeso. En Vigo, Alba no aportó profundidad y estuvo muy inseguro.

Jeremy Mathieu, por su parte, no aprovechó la oportunidad que le concedió Luis Enrique. El francés tuvo muchos problemas en la primer parte. Desbordado en varias acciones, marcó en propia puerta en pleno desconcierto azulgrana.

Más preocupado está Luis Enrique con el estado de forma de Sergio Busquets, que no tiene un recambio de garantías en el equipo. Su mejor sustituto es Sergi Roberto, pero éste es indiscutible como lateral izquierda porque el entrenador del Barça no confía en Aleix Vidal.

Luis Enrique también se mostró muy crítico con André Gomes, un futbolista que sigue sin asimilar los automatismos del Barça. Al portugués no se le cuestiona su clase, pero el técnico le pide más carácter y sacrificio en defensa.

En Vigo también falló Luis Suárez, un delantero siempre fiable y con mucho carácter. El uruguayo estuvo desconectado y perdió muchos duelos con los defensas del Celta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad