Los 'whatsapps' de Messi llegan al vestuario del Real Madrid (y calientan a Sergio Ramos como nunca)

stop

La conspiración más salvaje contra los blancos ha comenzado

Leo Messi pide ayuda contra el Madrid

06 de abril de 2017 (21:06 CET)

Fin de semana clave en la lucha por la Liga. Dos de los equipos más fuertes del campeonato se verán las caras en Madrid. Un duelo a vida o muerte.

El Real Madrid recibe al peligroso Atlético en el Santiago Bernabéu. Los rojiblancos no han cuajado su mejor curso, pero atraviesan un momento dulce.

El cuadro del Cholo Simeone ha encadenado cinco victorias consecutivas en el campeonato doméstico que han servido para quitarse de encima a la Real Sociedad y rebasar al Sevilla.

Los indios (61 puntos) ya son terceros, aunque siguen de lejos al Barça (69) y el Madrid (71 con un partido menos). Es ahí donde entran los pactos clandestinos.

Leo Messi ha intercambiado mensajes con miembros de la plantilla del Atlético. Al parecer, habría hablado directamente con el propio Simeone.

El motivo de la conversación es sencillo: un poco de pique entre argentinos que se respetan y se guardan un cierto afecto. "A ver si la rompéis en el Bernabéu".

Messi pide una reacción de los colchoneros, consciente de que como rivales que también son del Madrid, estarán encantados de ayudar a evitar que levante la Liga.

El club de Florentino Pérez lleva muchos años en blanco en el torneo doméstico. Concretamente, desde la segunda temporada de José Mourinho, en 2012.

Luego llegaron las ligas de Tito Vilanova, Simeone y dos seguidas de Luis Enrique. Si los rojiblancos la preparan en el Bernabéu, la presión se apoderará del vestuario blanco.

Zidane no atraviesa su mejor momento en el Madrid. El mal juego del equipo, especialmente con la BBC sobre el verde, ha llevado a cuestionar al técnico galo.

Máxima tensión

Si pierde la Liga con la ventaja que llegó a tener sería un doble cataclismo: el de dejarse remontar y el de acumular cinco temporadas consecutivas sin levantar el galardón.

Por ello, Messi y Mascherano han tratado de calentar al Cholo. Creen que los de Simeone pueden dar la sorpresa. Y, luego, deberá darla el propio Barça. El 23 de abril está marcado en rojo.

Sergio Ramos está al corriente del intercambio de mensajes. Sabe que forma parte del juego, pero el camero está que se sube por las paredes.

No permitirá que sus dos principales enemigos se alíen para fastidiar al Madrid. Esta Liga debe ser banca como sea. Cueste lo que cueste.

El capitán del Madrid está más mentalizado que nunca. Sabe que sus goles de cabeza pueden ser decisivos. Y sabe que el Atlético se la tiene jurada por las dos Champions que les robó. El sábado en el Bernabéu, máxima tensión.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad