“Y te cargas a Messi”. Florentino Pérez o el fichaje tapado (y la reunión secreta) | EFE

Los seis fichajes de Messi: así será el nuevo Barça 2018-19 (y “O lo echas o lo echo”)

stop

El astro argentino y su 'limpieza' en el vestuario azulgrana

12 de abril de 2018 (18:48 CET)

La peor derrota de los últimos años en el FC Barcelona. Así definió Sergio Busquets la eliminación del Barça ante la Roma el pasado miércoles. Los italianos pasaron por encima de los culés, que vieron como el 4-1 de la ida no fue suficiente.

La Roma fue superior en todo: en juego, en táctica, en ganas, en voluntad, en presión, en definición…el Barça fue un desastre. Un desastre que ha servido para que Leo Messi haya dado un puñetazo encima de la mesa y haya dejado las cosas claras: el vestuario necesita una revolución.

De hecho, no sólo Messi. Varios de los pesos pesados del equipo, entre ellos Gerard Piqué y el propio Busquets, han sido los que han soltado expresiones como “o lo echas o lo echo”. ¿De quién hablan?

La época de la mediocridad se ha acabado

De varios de los jugadores de la plantilla actual del Barça. Entre ellos Paulinho, Ousmane Dembélé, Lucas Digne, Nelson Semedo, y otros cuantos. Messi es de la opinión que en el club deben replantearse la política de fichajes e ir de una vez por todas a por jugadores de calidad.

Las últimas incorporaciones no han dado el resultado esperado y el argentino sabe que, para que el Barça vuelva a estar en lo más alto, la directiva debe reforzar, como mínimo seis posiciones.Messi la lía en la vuelta a Barcelona: “Esta es la verdad” (y es muy bestia) | EFE

La defensa preocupa a Leo Messi

Empezando por la defensa, el argentino considera indispensable reforzar los laterales. Por lo que respecta al derecho, debe encontrarse ya una solución al ‘problema Sergi Roberto’.

El catalán no es lateral puro y está jugando en esa posición porque Semedo no acaba de convencer. Mal asunto. El Barça tiene que ir a por un buen lateral derecho que sea titular y que devuelva a Roberto a su posición natural, el centro del campo.

En cuanto al lateral izquierdo, Lucas Digne no ha demostrado nada. Sí que es cierto que no es mal suplente de Jordi Alba, pero el Barcelona debe tener, al menos, dos laterales izquierdos de primer nivel.

El problema del central

En cuanto al central la cosa se complica. Teniendo en cuenta que Piqué es intocable, los otros tres que están a día de hoy en la plantilla tienen un futuro complicado.

Samuel Umtiti era, hasta hace bien poco, uno de los indispensables de Leo. Pero su polémica por la renovación y su bajón en los últimos partidos han hecho que el ‘10’ culé le haya puesto la cruz. O está comprometido al cien por cien con el conjunto culé o que se vaya.

Por su parte, Thomas Vermaelen no es ningún problema (aunque no aporta nada). En cuanto a Yerri Mina, Leo es de la opinión que lo mejor para el colombiano es una cesión en algún club de la Liga para que coja ritmo y minutos.

De ahí que el delantero culé vea indispensable o bien renovar a Umtiti (si el jugador pone de su parte) y/o fichar este verano aun central de verdad.

“Me voy a la Premier”. Piqué se entera de la fuga más loca en el Barça | EFE

Un recambio para Sergio Busquets

En la media tampoco la situación es fácil. Lo más urgente, y Messi lo sabe, es encontrar para cuanto antes un jugador que pueda suplir a Sergio Busquets. El centrocampista es uno de los mejores jugadores del equipo y lo juega prácticamente todo, entre otras cosas porque en la plantilla no tiene recambio.

Y lo necesita. Cuando Busquets no está bien, el Barça sufre. Ivan Rakitic puede ser un parche momentáneo, pero no un suplente de Sergio. Messi quiere a un jugador tipo David Alaba o Marcos Alonso, jugadores capaces de jugar en varias posiciones y que siempre rinden.

En invierno llega Arthur

En cuanto a la creación, teniendo en cuanta que lo más probable es que Andrés Iniesta se marche en verano, Messi cuenta con que Philippe Coutinho será quien haga el trabajo de Don Andrés.

Además, la llegada en el mercado de invierno de Arthur debe acabar de dar ese empujón a un centro del campo que cada vez tiene menos ADN Barça. Paulinho no es un jugador con perfil Barça y, por si con eso no fuese suficiente, el bajón del brasileño en los últimos meses ha sido de campeonato.

Messi quiere que el equipo vuelva a dominar los encuentros, que pase, que se asocie, que juegue ese tipo de fútbol que siempre que lo ha hecho le ha llevado a lo más alto. André Gomes debe salir sí o sí y que en el centro jueguen peloteros de verdad. Y, tal y como apuntan desde Brasil, parece que Arthur lo es.

La lista secreta de Messi: cuatro locuras (y una bomba final a Cristiano)

Un refuerzo en la delantera

Por último, lo suyo, la delantera. Leo ha comprobado este año como él y Luis Suárez solos no pueden (ni deben) abarcar todo el ataque culé. Necesitan una tercera pieza que abra el juego, que se asocie, que marque y, sobretodo, que les libere a ellos de trabajo.

Lo que hasta el año pasado hacia Neymar. Dembélé, Paco Alcácer y Aleix Vidal no son jugadores que tengan el nivel para ser titulares en el Barça. O al menos no lo han demostrado, y debe salir.

Messi sabe que, o bien la directiva hace un planteamiento serio y actúa y ponen remedio (“echando” a jugadores como Gomes, Vidal, Alcácer, Digne, etc.) o el equipo volverá a quedarse a las puertas de la gloria. O incluso peor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad