Los muertos en el armario de Piqué: "No puede ser ni capitán en el Barça"

stop

Empleados del club cuestionan el deseo del futbolista de presidir la primera entidad deportiva de Cataluña

Gerard Piqué celebra un gol junto a Leo Messi y Luis Suárez

15 de octubre de 2016 (11:49 CET)

Gerard Piqué es un futbolista muy mediático. Un jugador que suscita tantas pasiones como odios. Vilipendiado por las aficiones rivales, es uno de los ídolos de la hinchada culé. En el Camp Nou, sin embargo, no todos están contentos con su deseo de ser presidente del Barça a medio o largo plazo. En los despachos recuerdan, por ejemplo, que la plantilla azulgrana vetó que fuera uno de los cuatro capitanes del equipo.

"¿Presidente? No puede ser ni capitán del Barça. Para dirigir al club se necesita mucho prestigio y credibilidad", aseguran en el Camp Nou, dos días después de que el futbolista proclamara su deseo de presidir el Barcelona en una entrevista concedida a Jordi Basté.

Fuentes del Barça destacan que Piqué es un gran futbolista, pero dudan de su capacidad para presidir la primera entidad deportiva de Cataluña. Sus detractores, asimismo, recuerdan que es una persona muy polémica y que al Barcelona no le conviene un "agitador" como máximo responsable de la institución.

"El presidente del Barça ha de ser un empresario solvente, una persona que mantenga siempre la compostura. Que sepa estar en las situaciones difíciles", insisten en los despachos del Camp Nou. "Como futbolista es fantástico y ha alcanzado un gran nivel. Nadie duda de su compromiso con el equipo, pero ser presidente es otra cosa. Sería el nuevo Gaspart y eso no conviene", sentencia un empleado del Barça a Diario Gol.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad