Los jugadores del Real Madrid que felicitaron a escondidas al Barça por la remontada ante el PSG (y hay sorpresa)

stop

El Whatsapp echaba humo después de la remontada

Algunos jugadores del Real Madrid felicitaron a los barcelonistas por la gesta ante el PSG | EFE

09 de marzo de 2017 (10:43 CET)

El mundo se paró este miércoles a las 22:39h. Sergi Roberto anotaba un gol para la historia que culminó la gesta más impresionante de la historia de la Champions League. Una remontada para la eternidad. Los cimientos del Camp Nou temblaron como nunca.

La euforia se desató en Barcelona. El estadio fue una fiesta. Nadie se quería ir. Ni jugadores ni aficionados. La comunión entre ambos durante el partido culminó en una celebración conjunta insospechada diez minutos antes.

Todo estaba perdido a siete minutos del final. Si a alguien le piden que escriba un guión para el partido entre el Barça y el PSG, nadie hubiera inventado un final tan épico. Tan inesperado.

Celebración en privado

Minutos después y ya con el ambiente algo más calmado, los futbolistas desfilaron hacia los vestuarios. Allí, en la intimidad, celebraron la victoria como nunca. Saben que es un golpe en la mesa que vale por dos. O por seis.

Sacaron sus celulares para inmortalizar el momento y los mensajes no dejaban de llegar. Algunos fueron realmente sorprendentes.

Danilo y Marcelo felicitaron a Neymar da Silva por la heroica y por su partidazo. El brasileño estuvo descomunal. Luka Modric también tuvo el detalle de felicitar a su compatriota Ivan Rakitic. Hasta Cristiano Ronaldo envió un mensaje a André Gomes en una muestra de deportividad encomiable. 

Una sorpresa

Pero el mensaje más sorprendente fue el de Sergio Ramos. El de Camas demostró tener una cara ante las cámaras y un talante digno de aplauso en privado. "Estaría más contento si eliminan al Barça", declaró el pasado martes cuando le peguntaron sobre la posible remontada. Sin embargo, de puertas para adentro la cosa cambia.

Ramos es madridista, pero también compañero, amigo y deportista. El capitán del Real dio una lección de señorío y mandó un mensaje a su homónimo en el Barça, Andrés Iniesta. Así sí.