Los jugadores del Barça que no se despidieron de Pep Guardiola

stop

El emotivo adiós del técnico del Bayern contrasta con la marcha que el catalán tuvo del Barça

Los jugadores del Bayern mantean a Pep Guardiola tras conquistar la Copa de Alemania | EFE

22 de mayo de 2016 (20:10 CET)

Pep Guardiola salió del FC Barcelona con todos los honores. Su marcha tuvo algunas similitudes con la despedida que le brindó este sábado el Bayern de Múnich, tras su último partido en Alemania. Pep, como entonces con el Barça, se marchaba conquistando la Copa y emocionado. Sin embargo, las sensaciones no fueron las mismas.

En Múnich, todo el mundo coincidió en despedir a Pep por la puerta grande. Las pancartas de agradecimiento al técnico –"Danke Pep"– podían verse en el estadio, donde los jugadores le mantearon y los dirigentes le transmitieron su más sincero respeto. Una salida por la puerta grande, con el de Santpedor llorando a moco tendido, que no fue exactamente igual en el Barça. En Barcelona, aunque visiblemente nervioso, no derramó ni una lágrima. 

Pep también se fue con buen sabor de boca de la capital catalana, pero su último año fue muy difícil de gestionar. Quizás por eso en el Bayern ha preferido estar tres en lugar de cuatro temporadas. También fue manteado, por iniciativa de los Xavi, Puyol, Iniesta, Valdés, Busquets y Pedro –jugadores que sentían auténtica devoción por el técnico–, pero su relación con otros pesos pesados se había deteriorado.

Los cuatro renegados

Leo Messi, Gerard Piqué, Cesc Fàbregas y Dani Alves no se despidieron debidamente de Pep. Las cosas se habían enfriado en los últimos meses y la separación de unos y otros fue natural, sin resentimientos, pero sin excesivo cariño. En la retina queda todavía aquel gesto de Messi, forzado por Mascherano, yendo a abrazar a Pep tras marcar al Espanyol, en uno de los últimos encuentros del entonces técnico azulgrana. Un abrazo que no se repitió en la intimidad.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad