Los intereses del Arsenal en el vestuario del Barça

stop

El club londinense tiene a cuatro jugadores barcelonistas en su lista de fichajes para el verano

Arsene Wenger, entrenador del Arsenal

25 de marzo de 2016 (10:13 CET)

El Arsenal, históricamente, ha hecho muy buenos negocios con el FCBarcelona. El club londinense ha vendido a sus activos más mediáticos, a veces en pleno declive, a precio de oro. Los traspasos de Marc Overmars, Thierry Henry y Cesc Fàbregas debilitaron económicamente al Barça. Ahora, el equipo del norte de Londres se fija en el vestuario azulgrana y ha preguntado por varios futbolistas. Arsene Wenger, su entrenador en las últimas dos décadas, tiene muy buenos informes de Munir, Sandro, Arda Turan y Dani Alves.

El Barça espera una nueva llamada de Londres. La junta directiva que preside Josep Maria Bartomeu estaría encantada de negociar con el Arsenal y no pondría demasiados problemas para traspasar a uno de los cuatro jugadores. Sandro y Alves podrían dejar el club azulgrana por muy poco dinero. Más caros serían los traspasos de Munir, que cuenta con el aval de Luis Enrique, y de Arda, que costó 34 millones de euros fijos más siete en variables.

Özil y Bellerín

El Arsenal y el Barça podrían jugar una nueva partida de cartas en verano. Ya lo han hecho en muchas ocasiones y entre ambos clubes hay muy buena sintonía. En Barcelona también gustan algunos jugadores del equipo londinense. Uno de los futbolistas más deseados es Mesut Özil, por quien el Madrid tiene una opción preferencial si el Barça llama a las puertas del Arsenal. Esta opción podría saltar por los aires cuando la FIFA imponga su sanción al club madrileño.

El Madrid, además, cobraría el 33% de un hipotético traspaso de Özil a otro club si éste supera los 50 millones de euros.

El Barça también planifica el regreso de Hector Bellerín. El lateral derecho catalán es la gran revelación del Arsenal y el club azulgrana considera que sería el recambio ideal para Dani Alves. Bellerín renovó su contrato con los gunners hasta 2019 y no será fácil negociar un traspaso directo. De Bellerín gusta su proyección ofensiva y su desparpajo en el campo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad