Los gritos de Luis Enrique a jugadores del Barça en el descanso de Anoeta 

stop

El técnico estalla en San Sebastián 

Luis Enrique tiene tres ofertas (con un bombazo) para salir del Barça

28 de noviembre de 2016 (13:17 CET)

Luis Enrique toma el mando. La cara del técnico del Barça en el banquillo de Anoeta era un poema. El asturiano lleva semanas mordiéndose la lengua y en San Sebastián reventó.

La bronca de las broncas. El entrenador del Barcelona está en el punto de mira de los capos del equipo. Se critican sus alineaciones, la falta de recursos en la pizarra, la nula capacidad de reacción, unos cambios que tiene alucinando al personal. Y, en definitiva, querer jugar a ser técnico.

Pero hay más. Cuentan desde dentro que los fichajes para el nuevo curso han sentado peor que mal a los 'jefes' de una plantilla que sigue sin entender la llegada de André Gomes cuando las necesidades del grupo estaban en el lateral derecho.

O la insistencia en la contratación de  Paco Alcácer que, "es muy buen chaval", aseguran, pero no mejora a Munir/Sandro. Del resto, se afirma sin pudor, sólo se salva Umtiti.

Aviso a navegantes

Un runrún molesto que anida en la psique de un 'Lucho' que quiso poner al personal en su sitio con un griterío impropio de su persona.

El asturiano soltó la lengua en el descanso de Anoeta con mensajes claros y contundentes por igual. El resumen lo aporta Mundo Deportivo: "Jugando así no le podemos ganar a nadie". Más razón que un santo.

Una andanada que remueve las entrañas de un vestuario que apunta al técnico como el mal de los males en la previa del Clásico.

Si el Madrid se pasea como Pedro por su casa en el Camp Nou, se puede liar la mundial. El vestuario es un hervidero. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad