Los fuegos encendidos en el vestuario del Barça

stop

El último incendio lo protagoniza Luis Enrique con un crack azulgrana

Leo Messi, Denis Suárez, Samper, Umtiti, Lucas Digne y André Gomes  | EFE

12 de agosto de 2016 (15:07 CET)

El FC Barcelona amenaza con convertirse un polvorín esta temporada si los resultados no acompañan. Dependerá como siempre, de que entre el balón o no. Pero la realidad es que hay algunos pequeños frentes abiertos en el vestuario que podrían alimentarse durante el curso si el entrenador, Luis Enrique Martínez, no demuestra mano izquierda para conducirlos.

El propio técnico tiene tensiones con varios jugadores que, a priori, seguirán en la plantilla (aunque no hay que descartar bajas de última hora). El caso más notorio es el de Aleix Vidal, que será suplente de Sergi Roberto a menos que demuestre un salto cualitativo que aún nadie ha visto. Su relación con Lucho no es la mejor y, por ello, el club ha tanteado a un futbolista venezolano que presta un gran rendimiento al Málaga, Roberto Rosales. Está en la recámara.

Tampoco es fluida la relación con Jeremy Mathieu, un jugador señalado por la afición azulgrana que lleva camino de convertirse en el cuarto central de la plantilla. Dependerá de como sea la adaptación del recién llegado Samuel Umtiti. Sin embargo, es sabido que Mathieu no es del agrado de todos los jugadores por haber aireado algunos conflictos internos.

Nuevos fichajes que incomodan

El último frente abierto del entrenador es con Jordi Alba, un jugador con mucho carácter que en los últimos años se ha desmadrado un poco. Lucho quiere tenerlo controlado y por ello le ha metido un competidor directo: Lucas Digne. El francés apunta maneras, aunque aún debe mejorar y captar los automatismos del Barça. Alba no ha jugado ningún partido en pretemporada. Ha estado aquejado de una indisposición gastrica que se alarga sospechosamente. Lucho lo está vigilando.

Además, hay un cierto run run en la plantilla que no gusta por el fichaje de André Gomes. El club ha hecho el desembolso más grande del verano en este jugador, cuyo rol en el equipo todavía no queda claro. Hay quien cree que será el relevo de Sergio Busquets y un competidor directo para Rakitic, que lleva meses presionando para renovar y recibiendo largas. A Rafinha tampoco le hace gracia este fichaje que, junto a Denis Suárez y Arda Turan –con más oportunidades que nadie esta pretemporada- podría taponarle. Sin embargo, Rafinha es de los preferidos de Lucho.

Porteros y delanteros

A todo esto hay que añadir la gran polémica en la portería. Claudio Bravo exteriorizó unfuerte enfado en el Gamper, al ser reemplazado a los 30 minutos. El chileno no entendía nada, ni siquiera con las palabras amistosas del entrenador de porteros, José Ramón de la Fuente. La cosa se ha calmado un poco con la lesión de Ter Stegen, pero sabe que en cuanto vuelva el alemán, volverá también el lío de la portería. No llevará bien una suplencia en la Liga.

El último y más preocupante motivo de preocupación es la relación Messi-Neymar. En estos momentos ambos están alejados, por la participación del brasileño en los Juegos de Río. En el club confían en que seguirá el entendimiento entre ambos, toda vez que el brasileño no ha querido marcharse, pero reconocen una cierta preocupación por si ello no fuese así. Todo indica que ya no son tan tan amigos como llegaron a ser. La preferencia de Messi por Luis Suárez ha sido clave.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad