Traición al Real Madrid: el niño mimado de Zidane que llama al Barça para jugar con Messi | EFE

Los cuatro fantásticos del Barça: Messi mete miedo a Florentino Pérez (y al Real Madrid)

stop

Los culés confeccionan la plantilla post Neymar

01 de agosto de 2017 (10:02 CET)

Oportunidad. La marcha de Neymar Jr del FC Barcelona al Paris Saint Germain puede ser una ocasión inigualable para los culés de construir un equipo plagado de estrellas que aseguren el futuro del club a corto/medio/largo plazo.

La clave estará en saber gestionar e invertir bien el dinero. Y no será tarea fácil. 222 millones de euros deberían dar para mucho.

Prioridad en la medular

Una de las zonas que quieren reforzar los culés desde la apertura del mercado estival es la del centro del campo. Primero fue Marco Verratti el que se cayó de la lista de futuribles, después de una negativa rotunda a vender por parte del PSG.

Ahora los blaugrana van a por Philippe Coutinho, con quien tiene las negociaciones muy avanzadas. La elevada cifra que exige el Liverpool es el principal problema.

Pero si Neymar se va, el panorama cambia por completo. Los responsables catalanes no solo podrían acometer el fichaje de Coutinho sin problemas, sino que podrían lanzarse a por Verratti.

Ahora mismo son los blaugrana los que tienen la sartén por el mango –ahora es el PSG el que quiere sentarse a negociar- en cuanto al italiano y todo dependerá de la pericia en las negociaciones de la secretaría técnica azulgrana.

El hueco de Neymar

Pero las preocupaciones no estarán solo en la medular. El  Barça deberá cubrir la baja de Ney con la llegada de un crack con un nivel similar, capaz de adaptarse y encajar con los otros dos pesos pesados del ataque: Luis Suárez y Leo Messi.

Un futbolista  que saldrá de la lista que maneja Robert Fernández y que con la pasta por Neymar podrá atacar sin reparos.

Paulo Dybala el favorito de Messi-, Kylian Mbappé, Ousmane Dembélé y Antoine Griezmann son los candidatos. Uno de ellos será el que sumará a Leo, Suárez y el centrocampista por el que finalmente se decidan los responsables, para formar el nuevo Barça post Neymar