Los cracks que cuelgan el teléfono al Barça

stop

Las limitaciones económicas frenan los fichajes más deseados por el club

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, y el técnico, Luis Enrique

26 de mayo de 2016 (13:22 CET)

Los grandes clubes europeos se preparan para un verano con mucho movimiento. El Real Madrid, el Manchester City, el Manchester United, el Chelsea y el Arsenal encaran el verano con muchas urgencias, con la necesidad de fichar nuevas estrellas para tapar los problemas del último año. El PSG también quiere elevar el nivel de su plantilla y destinará unos 300 millones de euros. El Barça, en cambio, parte en inferioridad. Se le espera pero poco en las operaciones más sonadas. Apenas tiene 60 millones para fichar.

La junta directiva del Barça ya se ha encontrado con varias negativas. Sobre todo, en defensa. Laporte (Athletic), Marquinhos (PSG) y Giménez (Atlético) ya han descartado la posibilidad de jugar en el club azulgrana. También se ha desmarcado Stones (Everton) y Pogba asume que no fichará por el Barcelona. Los cracks más deseados buscan otras opciones.

El plan B

El Barça, decepción tras decepción, ha tenido que activar un plan B mucho menos atractivo. De momento, el club mantiene abiertas las negociaciones con Lemos (Las Palmas), Sidnei (Deportivo), Guerreiro (Lorient) y otros futbolistas de perfil bajo. Su precio, obviamente, es mucho más asequible. Inferior a los 20 millones de euros.

La junta directiva que preside Bartomeu podría replantearse un nuevo escenario si Alves y Mascherano finalmente se van del club. Entonces, el Barça estaría obligado a fichar a un crack para la defensa. Al precio que sea y la opción favorita es la de David Alaba, del Bayern de Múnich.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad