Los cracks del Barça lideraron un motín después de ganar la Liga

stop

El partido inesperado en Catar, luego anulado, generó mucha tensión en el vestuario

La fiesta del doblete en el Camp Nou

28 de mayo de 2016 (09:27 CET)

La plantilla del FC Barcelona estuvo a punto de levantarse en un motín tras el último partido de Liga contra el Granada. Fue en el viaje de vuelta en avión cuando los jugadores recibieron la noticia de que en quince días tenían que viajar a Catar para cumplir con los compromisos del club. Fue el precipitado anuncio el que originó un enorme malestar por la premura de tiempo que tenían.

Fuentes cercanas a los jugadores relatan a GOL que los cracks fueron los que lideraron el conato de revuelta. "Evidentemente, los jugadores son empleados del club, pero éste sabe que también tienen compromisos, en muchos casos publicitarios y atados por contratos como para que una cosa de esta magnitud tenga que improvisarse. Lo que sentó mal fue que se dijese que ese compromiso era para unos días más adelante", explican las fuentes.

Compromisos publicitarios

Algunos de los futbolistas no pusieron impedimento alguno, pero las protestas de los cracks arreciaron debido a que éstos acumulan muchos más compromisos personales que sus compañeros. "Los pesos pesados fueron los primeros en decir a la directiva que ellos no pensaban acudir", asegura a este diario una persona cercana a los jugadores.

La causa del malestar fue que ya tenían compromisos organizados y el club debería habérselo comunicado con la suficiente antelación. En concreto, Leo Messi apeló a que tenía que viajar en esas fechas a Estados Unidos para cumplir el contrato que tenía firmado con una conocida firma deportiva parta acometer diversos actos de promociones comerciales.

La directiva del club, al final, accedió a aflojar la cuerda y a permitir que algunos de los jugadores pudieran ausentarse incluso de las celebraciones por el doblete.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad