Los cinco cracks (con nombre y apellido) que no quieren a Luis Enrique en el Barça

stop

Los pesos pesados del vestuario están hartos de los experimentos del asturiano

los jugadores del Barça celebran el gol de Luis Suárez contra el Madrid en el Camp Nou | EFE

05 de diciembre de 2016 (21:19 CET)

Luis Enrique Martínez está acumulando una elevada horda de detractores en su contra en los últimos meses. Esto ya no es como en su primer año.

El curso de su debut, Lucho agotó la paciencia de la afición con rotaciones infinitas en el primer tramo de temporada. En aquel momento se demostró necesario.

Este año, la situación es bien distinta. El Madrid está muy por delante en la clasificación y el Barça juega cada vez peor. Lo que más choca es la obsesión con André Gomes.

El futbolista portugués ya ha sido bautizado como el "sin sangre" en el entorno culé. Es un jugador correcto, pero que no aporta casi nada: ni goles ni desequilibrio.

Los pesos pesados del Barça están cada vez más cansados de las denominadas Luisenricadas: dícese de los experimentos sin sentido de Luis Enrique.

Hartos de 'Luisenricadas'

En concreto, cinco cracks de primer orden en el Barça han dejado ir sus enfados en forma de comentarios públicos soltados de forma sibilina: ellos son Leo Messi, Luis Suárez, Andrés Iniesta, Gerard Piqué y Sergio Busquets.

Messi está harto de jugar con 10 jugadores. Sin Iniesta en el campo, el astro argentino tiene que bajar al centro del campo para crear, porque la construcción se atasca.

Ello también lo nota Luis Suárez, que pierde a su mejor socio en la delantera. El charrúa, además, está molesto por cómo le intentan restar minutos con la presencia, hasta el momento estéril, de Paco Alcácer.

Iniesta fue claro este sábado en rueda de prensa al decir que esperaba haber jugado de inicio. Todo el mundo coincide: el partido cambió con su entrada.

Este tipo de comentarios, tan sinceros y directos del prudente futbolista manchego no son habituales. Si se producen es que algo pasa. Estaba molesto.

Otros jugadores que no aguantan

Igual que lo estaba Gerard Piqué el día que rajó airadamente de la falta de actitud del equipo tras el empate en Anoeta. Luego le obligaron a rectificar, cosa que no le gusta.

Busquets también está mosca porque con el centro del campo que suele poner Luis Enrique no hay manera de funcionar. Busi tiene el doble de trabajo por sus experimentos.

Ellos no son los únicos que están mosqueados. También Neymar, Arda Turan, Rakitic y Rafinha han tenido sus más y sus menos con el técnico asturiano.

El brasileño porque está desmotivado y nota que a Lucho se le escapan cosas, mientras que Arda fue abroncado recientemente por sus escapadas nocturnas.

Más claros son los casos de Rakitic y Rafa Alcántara. El primero termina sustituido a las primeras de cambio en cada partido. El segundo no cuenta con minutos a pesar de que Lucho se los prometió en el arranque y ni siquiera fue convocado contra el Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad