Los capos del vestuario del Barça vetan la llegada de un fichaje de última hora  

stop

La plantilla pone el 'no' sobre la mesa por un crack en órbita

Messi y Piqué se ejercitan en la Ciutat Esportiva del Barça | EFE

19 de agosto de 2016 (13:11 CET)

Nuevo fichaje a la vista. La más que probable salida de Claudio Bravo del FC Barcelona ha encendido todas las alarmas en la secretaría técnica de Can Barça. Robert Fernández ha tenido que abrir un nuevo frente que deberá abordar antes del 31 de agosto. Y es que tras presentar a los cuatro refuerzos de la temporada, el club culé estaba a punto de echar el cierre al mercado de fichajes estival. Un cuarto delantero y un carrilero derecho eran los dos objetivos en la lista, pero ahora con la salida del chileno parece que se ha presentado una nueva labor para los barcelonistas: encontrar a un portero de garantías.

Marc-André Ter Stegen será el guardameta titular en el Camp Nou para la Liga y la Champions. Y es que el joven alemán ha desbancado la veteranía del sudamericano y le ha forzado a marchar del club. A sus 33 años, Bravo no estaba dispuesto a aceptar un rol secundario, por lo que echará el vuelo y aterrizará en el Etihad Stadium. Con estos nuevos acontecimientos, el Barça ha tenido que abrir la órbita y tirar la caña para pescar algún portero para tapar la fuga de Claudio.

La lista de la compra

Diego Alves, Pepe Reina, Jasper Cillessen y Alphonse Aréola son los nombres de los cuatro guardametas que suenan con más fuerza sobre la mesa de los despachos de la Ciutat Esportiva. Y es que Robert Fernández se quiere cubrir las espaldas para no tener sorpresas de última hora. En este sentido, parece que el portero con más papeletas es el futbolista del Valencia. Alves cumpliría con las exigencias marcadas por Luis Enrique y aceptaría el rol secundario que le tocará defender al guardameta que llegue.

Sin embargo, el jugador che no es la única alternativa que se baraja. Y es que en el segundo escalón está Pepe Reina. El español, de 33 años, milita actualmente en las filas del Napoli de la Serie A. Se trata de un viejo conocido de la liga española, ya que jugó en el Barça y también en el Villarreal antes de echar el vuelo a la Premier. Además, ha sido un peso pesado de La Roja durante mucho tiempo.

Aun así, parece que la opción de Reina no convence a los pesos pesados del vestuario azulgrana. Los jugadores más veteranos consideran que Pepe ya está pasado. Es un futbolista que crea muy buen ambiente en la plantilla y muy cercano con sus compañeros, pero sin embargo, el equipo culé no considera que sea la pieza que los barcelonistas necesitan. Y es que los mejores años del español ya hace tiempo que pasaron y ahora no sería un seguro para la portería del Camp Nou. En este sentido, los capos azulgranas no tienen nada en su contra, pero prefieren que se puje por un guardameta con más proyección. Ya han puesto el 'no' sobre la mesa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad