Los aficionados del Barça que sufrieron retrasos en la final de Berlín cobrarán una indemnización de 400 euros

stop

El juzgado de lo mercantil número 8 de Barcelona condena a Vueling: "No pueden desatender su responsabilidad frente al pasajero"

Un socio del Barça, con una 'estelada' en la espalda, en la final de Berlín | EFE

24 de mayo de 2016 (17:29 CET)

Otra buena noticia para los seguidores del FC Barcelona. Tras la conquista del doblete, llegan ahora indemnizaciones para los perjudicados en el viaje de vuelta de Berlín a Barcelona tras la final de la Champions League del año pasado. Son pocos -o casi ninguno- los que pueden guardar un recuerdo agrío de aquel partido. El conjunto azulgrana se impuso a la Juventus de Turín (3-1) y se llevó la Orejona a casa, la quinta en la historia del club. Sin embargo, para algunos aficionados el regreso a casa se convirtió en una odisea, al sufrir retrasos de más de medio día. Ahora, según ha podido saber GOL, un tribunal de Barcelona les ha dado la razón.

El Juzgado de lo Mercantil número 8 ha condenado a Vueling a indemnizar con 822,90 euros más intereses a dos hinchas por una demora de más de 12 horas en el retorno desde la capital alemana a la ciudad mediterránea. El magistrado ha estimado que el caos vivido en el Aeropuerto de Berlín-Schönefeld fue culpa de la low cost española, que deberá pagar poco más de 400 euros a cada uno. 

Un cierre previsible

Vueling había alegado que el aeródromo alemán carecía "de estructuras adecuadas para operar con normalidad". Algo previsible y que la firma ya conocía, señala la sentencia a la que ha tenido acceso 02B. La base por excelencia de la antigua República Democrática Alemana cierra las instalaciones a las 00:00 y para la noche posterior al encuentro no hizo ninguna excepción –algo que sí sucedió el día anterior-.

"Resultaría extraño que la compañía aérea desconociera dicha circunstancia, así como el resto de deficiencias que según su opinión tenía la infraestructura aeroportuaria", desarma el texto. Aun así, fletó los vuelos previstos "y no puede desatender su responsabilidad frente al pasajero", sentencia.

Según la legislación, una aerolínea tiene la obligación de llevar a su destino a todos los viajeros salvo "por una causa de fuerza mayor o razones meteorológicas siempre que afecten la seguridad del vuelo". De no estar en peligro la integridad, los usuarios tienen derecho una indemnización en caso de retraso. De estarlo, simplemente se reembolsará el coste del billete.

Una defensa inconsistente

En su defensa, la compañía presentó una queja dirigida a las autoridades alemanas y una nota de prensa elaborada por el FC Barcelona en la que lamentaba la gestión realizada por el gobierno teutón. "Lo lógico hubiera sido aportar algún documento oficial del organismo competente encargado de la seguridad aéra que acreditara la afectación del cierre aeroportuario", cierra el juez.

Desde el club de fútbol denunciaron en su momento que el aeropuerto germano sólo habilitó cuatro jardineras para desplazar a los aficionadoshasta los aviones asignados. "Un número insuficiente para dar servicio a los viajeros", lamentaban en un comunicado.

La Agencia Catalana del Consumo alentó las reclamaciones

Por todo ello, la Agencia Catalana del Consumo (ACC) recordó apenas un día después del partido los derechos de los usuarios en materia de reclamaciones. Hasta 400 euros por persona -una cantidad similar obtenida por las dos demandantes- era la compensación a la que podían aspirar los seguidores.

No sólo de Vueling fueron los chárter afectados. Cómo explicó 02B en su momento, Air Europa fletó 19 vuelos hasta Berlín en una operativa en la que también participaron IberiaAir Berlin y Transavia

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad