Llamadas al Barça avisan de la vida de Neymar

stop

Preocupación en el club por el ritmo de vida del delantero brasileño

Neymar, en el cumpleaños de su hermana

19 de abril de 2016 (15:38 CET)

Neymar fue el único futbolista del Barça que fue pitado el pasado domingo en la derrota contra el Valencia. Una parte de la afición le recriminó que su rendimiento haya caído en picado en los últimos partidos. En el club están preocupados con su ritmo de vida y un medio afín, La Vanguardia, ha destapado algunos aspectos de su vida privada. En la entidad, asimismo, están molestos con los continuos flirteos de su entorno con otros clubes y sus reiteradas amenazas de abandonar el FC Barcelona. También preocupan las llamadas de personas de total confianza de la cúpula del Barça que avisan de los excesos de Neymar y comparan su situación con la vivida hace unos años con Ronaldinho, cuyo declive fue imparable.

"Preocupa el tren de vida de Neymar" es el título del artículo de JJ Pallàs, jefe de deportes de La Vanguardia, en el que se analizan los motivos del bajo rendimiento del futbolista. En el mismo se recuerdan los viajes del delantero a Brasil, "las fiestas en horarios poco aconsejables" y las "grabaciones de anuncios" por sus compromisos publicitarios.

"Neymar siempre ha sido un futbolista protegido por la entidad", recalca también el jefe de deportes de La Vanguardia, que recuerda la mala imagen que dio el futbolista en el memorial dedicado a Johan Cruyff tras su fallecimiento. Ese día, el delantero internacional se presentó en la tribuna principal del Camp Nou con gafas de sol y la gorra al revés.

Los flirteos del padre

La denuncia de La Vanguardia coincide con la preocupación que se ha instalado en las altas esferas del club sobre el futuro de Neymar y algunos capítulos de su vida. En el Barça sentó muy mal que forzara una tarjeta amarilla para viajar a Brasil y celebrar el cumpleaños de su hermana.

El Barça espera que Neymar cambie su actitud. Que sea mucho más responsable de sus actos y evite situaciones polémicas. Paralelamente esperan que el padre del futbolista deje de flirtear con el Real Madrid y el PSG, y firme una ampliación del actual contrato, que termina en junio de 2018. La cláusula de rescisión del jugador es de 190 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad