Lío gordo en el vestuario del Barça

stop

Los problemas internos estallan en los últimos días y amenazan la estabilidad del equipo azulgrana

Mascherano, Munir, Jordi Alba, Vermaelen, Sergi Roberto, Piqué, Sandro y Bartra en un entrenamiento de la plantilla del Barça | EFE

26 de mayo de 2016 (16:29 CET)

El FC Barcelona ha cerrado la temporada 2015-16 con el doblete (Liga y Copa del Rey) y muchos temas internos pendientes de resolución. Los últimos meses no han sido tan plácidos como muchos proclaman y las tensiones acumuladas explican el deseo de Alves y Mascherano de cambiar de equipo.

Alves y Mascherano no son los únicos futbolistas que se sienten maltratados, descontentos con el club. Bartra tiene mucho más clara todavía su salida del Barça. El defensa internacional está muy molesto con su escaso protagonismo en el equipo y quiere desvincularse ya de la entidad. La junta directiva, en cambio, prefiere una cesión o una venta con opción de recompra. El defensa, formado en las categorías inferiores del Barça, cree que merecía más oportunidades, pero Luis Enrique sólo ha contado con él en situaciones de emergencia.

Vermaelen también está molesto y prepara su salida en el Barça. La suya no será una venta traumática. Al contrario. Luis Enrique y la junta directiva ya han dado luz verde a su marcha. El Chelsea podría ser el destino del defensa belga, prácticamente inactivo en sus dos temporadas en el Camp Nou.

Las renovaciones

La junta directiva del Barça también deberá cerrar el capítulo de las renovaciones. El club ya tiene un acuerdo verbal con Neymar y Sergio Busquets que ahora deberá refrendarse con un nuevo contrato. La mejora salarial del delantero brasileño ha suscitado muchos recelos en la plantilla y, especialmente, en Leo Messi. Neymar pasará a ser el segundo jugador mejor pagado de la plantilla.

El Barça también tiene un problema en la portería. Nadie cuestiona la calidad de Ter Stegen y Bravo, pero sí su convivencia. El alemán ha expresado en varias ocasiones su malestar por sus suplencias en la Liga y amenazó con irse. Todo parece indicar que Luis Enrique apostará por él en el torneo de la regularidad a partir de la próxima temporada, circunstancia que ha molestado a Bravo. El chileno no descarta ahora su salida del Barcelona.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad