Lio gordo con Neymar

stop

El astro brasileño sigue con el tonteo y dificulta su renovación en el Barça

Neymar celebra el doblete

19 de junio de 2016 (10:58 CET)

Llegan curvas al FC Barcelona. El club azulgrana esperaba poner el broche de oro a la renovación de Neymar sin sorpresas. Pero no ha podido ser. Como avanzaba el pasado sábado Diario GOL, la directiva del Barça envió a Raúl Sanllehí para controlar a Neymar. El club quería protegerse las espaldas durante las dos semanas que faltaban para firmar el acuerdo de renovación con el brasileño. Aun así, la presencia de Sanllehí ha sido insuficiente.

En el club azulgrana las cosas no pintan bien para atar a Neymar. Y es que la entidad se ha fijado la renovación del delantero como una prioridad. Desde el Barça se han hecho grandes esfuerzos para atar al jugador: han aceptado y han pagado a la Fiscalía por Neymar. Además, le han subido la ficha al futbolista y lo han renovado hasta 2022. Unos esfuerzos que han sido en vano.

Paris Saint-Germain entra al acecho 

Mientras el Barça hace todo lo que está en sus manos para contentar al brasileño, el futbolista sigue escuchando ofertas. En este caso, el peligro real llega desde Francia. El Paris Saint-Germain ha propuesto una oferta muy tentadora por el brasileño. Y es que el club francés quiere fichar al astro azulgrana al precio que sea: es su máxima prioridad.

La entidad parisina ofrece al jugador una ficha que se situaría en los 50 millones de euros brutos. Pero esto no es todo. Más allá de esta suculenta cifra, Nasser Al-Khelaifi  también tienta a Neymar por otro lado: le ha prometido la de líder. Sería el crack del equipo. Sin un Messi que le tape, el brasileño tendría más visibilidad para conseguir el Balón de Oro.

Todo esto no ha sentado bien en el club catalán. El Barça se empieza a cansar de este 'jueguecito'. Y es que el giro inesperado en el tema Neymar ha caído como un jarro de agua fría en el club. La entidad culé y 'Ney' ya habían acordado su renovación de palabra: lo que era cuestión de una sola firma, ahora ha pasado a ser un frente abierto en el que el Barça deberá seguir remando. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad