¡Lío en la plantilla del Barça con Claudio Bravo!

stop

El vestuario azulgrana se manifiesta unánimemente

Claudio Bravo y Marc-André Ter Stegen, durante un entrenamiento

12 de julio de 2016 (19:29 CET)

Claudio Bravo está pasando días complicados. Al guardameta chileno se le han presentado distintas ofertas, sobre todo del Manchester City de Pep Guardiola, y el Barça está dispuesto a escucharlas. Según desvelan varios medios barcelonistas, el club azulgrana ha marcado a Marc-André Ter Stegen como intransferible, pero se deja la puerta abierta a la posible salida de Bravo.

Unos días movidos para el portero, que ha visto como la titularidad de la Liga que tenía en el bolsillo ya se tambalea. La entidad catalana considera que el alemán es el futuro, por lo que si llegan ofertas tendrán que ser para el chileno.

Claudio Bravo tiene el soporte de sus compañeros

Sin embargo, el vestuario azulgrana no tiene dudas: quieren que Bravo se quede. Y es que sus compañeros valoran la experiencia del chileno y se han volcado unánimemente con él. Según desvelan fuentes internas del club, la plantilla culé está encantada con el guardameta chileno y consideran que es una pieza fundamental en el once titular del gran Barça.

Tras la marcha de un hombre de referencia, como es Dani Alves, los jugadores no quieren que se deje escapar a ninguna pieza clave más. Por ello, el mensaje que se transmite desde dentro del vestuario es claro: no quieren que el Barça pierda más pilares.

Por su parte, los líderes del equipo ya se han manifestado. Y es que valoran la trayectoria y la madurez futbolística del portero, por lo que creen que aporta más seguridad que Ter Stegen en la portería. El alemán aún necesita tiempo para mejorar y ganar experiencia, por lo que ahora la mejor opción es Claudio.

Todo esto se transmite desde dentro de la casa azulgrana. Y es que se considera que Ter Stegen ha tensado mucho la cuerda durante la pasada temporada para exigir la titularidad. Además, el alemán es un futbolista que vive muy separado de la plantilla. En cambio, el chileno, más allá de su potencial bajo los palos, es un compañero que hace piña y se preocupa por seguir la filosofía del Barça. Por todo ello, el mensaje que sale desde el vestuario culé es claro: no quieren dejar escapar otra pieza clave. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad