Ernesto Valverde | EFE

Lío con Valverde: le calla la boca (y es un peso muy pesado del Barça)

stop

El técnico protagoniza un percance con un crack del conjunto azulgrana que pone patas arriba el vestuario

19 de abril de 2018 (12:50 CET)

Momento de tensión. El descanso del Roma-Barça correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la Champions League dieron para mucho. Demasiado incluso. Las informaciones que recoge Diario Gol a continuación lo demuestras.

Ernesto Valverde alza la voz

Se cuenta en los pasillos del Camp Nou que Ernesto Valverde, un hombre tranquilo y sereno, tomó la palabra y abroncó a varios de los cracks del equipo culé. Apuntan algunas voces a que Valverde exigió un plus a sus futbolistas, que habían firmado una primera parte más que lamentable.

“Por calidad pueden ganarnos, pero no por intensidad”, afirman que dijo el míster a sus jugadores, entre otras cosas. Unas palabras que no tuvieron su efecto en los futbolistas, tal y como demuestra la actitud de los jugadores al salir del vestuario y el resultado final del partido.

De hecho, Valverde no fue el único que arengó al equipo: “Si seguimos así nos quedamos fuera”, apuntó Andrés Iniesta en el túnel de los vestuarios antes del inicio de la segunda parte.

Messi no traga más: lía la de Dios en el Roma-Barça (y también hay para Valverde; y Bartomeu) | EFE

Los cracks responden al final del partido

Pero la charla del técnico no quedó ahí. Señalan desde el núcleo duro que uno de los pesos pesados le recriminó el planteamiento del partido al final del encuentro y le señaló que el de la Roma “era un partido para jugadores físicos”.

Unas palabras que dejaron sin palabras a Valverde, que entre una cosa y otra terminó con su imagen en el vestuario azulgrana algo dañada. Tanto en cuanto a autoridad como en cuanto a ideas y aportaciones al juego del equipo.

La final de la Copa del Rey que este sábado disputan los azulgrana contra el Sevilla en el Wanda Metropolitano de Madrid se convierte ahora en una prueba de fuego para el Txingurri. Un examen final que podría marcar el destino del técnico de cara a la próxima temporada. No porque desde el club estudien destituirlo, sino por la posición en la que lo dejen algunos de los jugadores culés.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad