Lío con Piqué en el Barça

stop

Malestar con el excesivo protagonismo del defensa azulgrana 

El zasca que más escuece a Piqué | EFE

17 de noviembre de 2016 (10:14 CET)

La junta directiva del FCBarcelona presume de su acuerdo con Rakuten, una operación que reportará 55 millones de euros anuales al club, y el presidente Bartomeu está encantado con Gerard Piqué.

La mediación de Gerard Piqué, amigo personal de Iroshi Mikitani, fue destacada por el presidente del Barça, pero no ha gustado en muchos sectores del barcelonismo.

Empleados del club, aspirantes a la presidencia y algún futbolista hubieran preferido que el nombre de Piqué no tuviera tanto protagonismo en la operación Rakuten.

El reconocimiento público a Piqué no ha gustado, pero casi todos aplauden su gesto de sentar en una misma mesa a Mikitani con Bartomeu y Manel Arroyo, vicepresidente de marketing, en San Francisco.

Operación estratégica

Estas mismas fuentes creen que la ayuda de Piqué al club es un gesto que le honra, pero inmediatamente recalcan que debía haberse silenciado ante los medios de comunicación si realmente el futbolista no quería tener su cuota de protagonismo en esta operación estratégica para la economía del club.

Fuentes del Barça, por su parte, insisten en destacar el trabajo de Manel Arroyo y Francesco Calvo, director comercial del club. La operación también ha contado con el respaldo de Óscar Grau, nuevo director general.

Arroyo ha dirigido las negociaciones con todas las compañías interesadas en patrocinar al Barça. Especialmente tensos fueron sus últimos encuentros con los dirigentes de Qatar Airways.

El vicepresidente del área de marketing tuvo que justificar la discreción de la junta directiva en la última asamblea de compromisarios. "Tomo nota de todas las opiniones", recalcó ante los socios, tras escuchar muchas críticas por el actual patrocinio de Qatar Airways.

Kerard Games

El Barça aspiraba a ingresar unos 60 millones de euros fijos por el nuevo patrocinador. Finalmente cobrará 55 millones. En caso de ganar la Liga y la Champions, ingresaría 61,5 millones de euros.

Piqué, según la junta directiva del Barça, no cobrará ninguna comisión por sus gestiones. El futbolista conoció a Mikitani en Tokio en una reunión de trabajo por su empresa Kerard Games.

La difusión de su nombre en el acuerdo alimenta los comentarios sobre el deseo de Piqué de presidir un día el FCBarcelona. En el club ya hay quien dice que podría ser un candidato de consenso, pero también recuerdan que le quedan cinco o seis años como futbolista profesional.