Leo Messi | EFE

Limpieza en el Barça: Messi no se toca, pero cinco vacas sagradas lo tienen negro

stop

En el equipo culé hay varios cracks en el punto de mira

12 de noviembre de 2018 (12:20 CET)

Si le preguntan a un seguidor del FC Barcelona el pasado viernes sobre cómo ve el equipo esta temporada, las respuestas hubieran sido del todo positivas. Salvo algunos detalles, el optimismo en can Barça era generalizado.

Líderes en la Liga, líderes e invictos en la Champions y con los dieciseisavos de final de la Copa del Rey encarrilados después del 0-1 cosechado contra la Cultural Leonesa. ¿Qué más se podía pedir?

Sale a relucir la porquería del Barça

Sin embargo, este domingo el Real Betis (3-4) bajó de las nubes al conjunto culé. Las carencias hicieron acto de presencia en el equipo de Ernesto Valverde contra el conjunto andaluz. Y es que la realidad es otra bien distinta a la que pintaba antes de la derrota  contra los de Quique Setién.

Por un lado, porque la buena situación del equipo hace unos días era, en gran parte, gracias a los pinchazos del Real Madrid, a su trayectoria irregular y a los incendios que ardían en la cada blanca.

Bajo nivel en la Liga

Asimismo, no se puede decir que el nivel de los equipo de la Liga esta temporada sea el mejor posible. No es ni de lejos “la mejor liga del mundo”. En otras palabras, el Barça está arriba porque hay muchos equipos que no están a la altura.

Por ejemplo, los blaugrana solo sumaron tres puntos de los 12 posibles entre la jornada 5 y la 8, y aún así seguía líder de Primera División.

La derrota retrata a varios cracks

Pero hay otro problema que apunta al conjunto de Valverde y ojo, porque este es crónico. Puede ser un lastre a largo plazo. Y es que estamos hablando de que los cracks, los pesos pesaros ‘intocables’, las “vacas sagradas”, están alrededor de la trentena.

Luis Suárez, Gerard Piqué y Leo Messi tienen ya 31, Ivan Rakitic supera los 30, y Sergio Busquets y Jordi Alba pronto llegarán también a las tres décadas. Y el conjunto nota que la columna vertebral del equipo empieza a tener una edad considerable.

Y lo peor: los responsables del club los están renovando al alza. Como dicen algunos, estas renovaciones no van tanto en cuanto a las necesidades deportivas, como a los servicios prestados. Y ese no es el camino para seguir siendo uno de los grandes de Europa. Que se lo digan al Milan, por ejemplo, que se cargó de viejas glorias con contratos estratosféricos y llevan años intentando levantar cabeza.

Asimismo, si el equipo quiere seguir en lo más alto, algunos pesos pesados tendrán que salir más pronto que tarde. Leo Messi, por supuesto, se quedará hasta que él quiera. Al fin y al cabo, el de Rosario ha demostrado que sabe reinventarse y sigue siendo vital para el equipo. Pero hay otros que están en el punto de mira. Si el Barça no espabila en buscar relevos para estos nombres, el futuro del club pinta más que negro.

Ivan Rakitic y Luis Suárez, están de vuelta

Ivan Rakitic parece que todavía no haya vuelto del Mundial de Rusia. El croata debía heredar las responsabilidades y el liderazgo de la medular que ostentaba Andrés Iniesta. Pero nada más lejos de la realidad. En los últimos partidos se ha visto muy apático al ex del Sevilla. Necesita un relevo para descansar y para dejar el club a corto plazo.

Rakitic | EFE

Luis Suárez también está en el punto de mira. El uruguayo ha dado la cara cuando Leo ha estado lesionado, pero ha sido volver el argentino y desaparecer de nuevo. El sudamericano aparece a ráfagas. Juega más de lo que está capacitad para aguantar en el campo. Necesita un relevo para poder coger aire y empezar a dejar paso a las nuevas generaciones.

Sergio Busquets y Piqué, en la cuerda floja

Como Sergio Busquets, que tiene a Carles Aleñá como único cambio natural en el equipo. El de Badía del Vallés está mostrando un bajón de forma alarmante.

“No lo pongas”. Y ya no calla ni Busquets: el muerto de Messi y Luis Suárez| EFE

Piqué tampoco se salva de la quema. El central catalán ha salido retratado en muchos de lo últimos goles que ha recibido. Desde el club apuntan que el jugador parece estar más pendiente de sus negocios últimamente que por el equipo. Sus escapadas a Estados Unidos y a China durante los parones ligueros para seguir trabajando en la nueva Copa Davis tiene muy mosqueados a los estamentos del club.

Sergio Roberto no puede seguir siendo lateral

Pero hay más. Muchos piden que se ponga ya fin al invento de Sergio Roberto como lateral derecho.

El de Reus está muy bien para partidos de estar por casa, pero no contra rivales de entidad. Y si contra el Betis ya fue uno de los retratados en los goles andaluces, no se puede esperar mucho más en los partidos clave de la temporada. Sobre todo en la Champions League, donde los errores no perdonan. Uno, y el equipo culé estará en la calle.

Jordi alba, a examen

Y cuidado con Jordi Alba. El de L’Hospitalet está firmando grandes partidos, pero tampoco tiene relevo natural. Y no será la primera vez que el catalán tiene un bajó a mitad de temporada.

Dembélé está más fuera que dentro

Por no hablar de Ousmane Dembélé, uno de los casos más graves de los últimos años. Ni con Neymar Jr y sus escapaditas a Brasil hubo tanta preocupación con el galo. Y es que al menos el brasileño solía responder en el campo.

Lo ocurrido esta semana, cuando Dembélé avisó una hora y media tarde de que no iba a entrenar ha sido la gota que ha colmado el vaso. El que el delantero estuviera este domingo en la grada no fue casualidad, pues físicamente estaba bien. El francés ha firmado su sentencia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad