Leo Messi y Antonella Roccuzzo: ¡Boda a la vista!

stop

El crack del Barça decide dar un paso adelante con la madre de sus hijos y darle el "sí quiero"

El futbolista del Barça Leo Messi; su novia, Antonella Roccuzzo, y el hijo de ambos, Thiago, en una imagen familiar

14 de diciembre de 2016 (22:21 CET)

"Sí, quiero", escueto y directo. Como Leo Messi. Un hombre de pocas palabras. Un hombre que prefiere demostrar las cosas con hechos. Un hombre que, según dicen, va de cara.

El jugador del FC Barcelona, para muchos el mejor futbolista de todos los tiempos, ha decidido dar un paso importante en su vida sentimental: se casa.

Lo publica el diario Sport y será portada en muchos diarios del mundo. Y no es de extrañar. Como tampoco es extraño que haya decidido tomar una decisión tan trascendental.

Ya son muchos los años que ha pasado junto a Antonella Roccuzzo. Desde que eran unos niños en su Rosario natal, donde empezó a fraguarse una historia de amor.

Verdadera historia de amor

La relación se vio estancada temporalmente. Cuando Messi hizo las maletas con 13 años para fichar por el Barça. El club azulgrana le pagó un costoso tratamiento de hormas de crecimiento y, a partir de ese momento, se comenzó a engendrar el mejor jugador de todos los tiempos.

El terror de las defensas rivales es tan letal y diabólico sobre el terreno de juego como cariñoso y apegado a los suyos cuando sale del campo. Ama a su familia por encima de todas las cosas.

Sus hijos, Thiago y Matías, sus padres, Jorge Horacio y Celia, sus tres hermanos y, muy especialmente, su abuela, que descansa en paz en el cielo mientras colecciona dedicatorias de goles fascinantes, maravillosos.

Estas son las personas más importantes en la vida de Leo Messi junto a ella. La niña de sus ojos. La que dentro de unos meses, probablemente el próximo verano, se convertirá en su esposa.

El que la sigue la consigue

Dice la periodista Vero Brunati que, posiblemente, Rosario será el lugar elegido para la ceremonia. Y es que los Messi, pese a dejar su tierra hace más de 15 años, nunca olvidan su origen.

La relación entre Messi y Antonella se hizo oficial en 2007, cuando rondaban los 20 años. Pero su amor venía de mucho antes. Messi lo cultivaba cada verano.

Y el que la sigue la consigue. Igual de presistente que es con el fútbol, con la Play Station –sus enfados cuando pierde son monumentales– y con casi cualquier cosa que se le mete entre ceja y ceja, lo fue con Antonella.

La conquistó y no la ha dejado escapar. En los próximos meses reforzará su compromiso hacia ella por todo lo alto, pero de la forma más sencilla. Con un escueto y directo "sí, quiero".  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad