Leo Messi manda un mensaje a Cristiano Ronaldo: la guerra fría se calienta en el Barça-Betis

stop

El astro argentino y su mejor amigo Luis Suárez se exhiben sin Neymar en un Camp Nou rendido

Messi y Luis Suárez se exhiben, y divierten, contra el Betis en ausencia de Neymar | EFE

20 de agosto de 2016 (20:32 CET)

Leo Messi ha vuelto con ganas de mambo. El astro argentino vuelve a tirar de galones, a cargar la responsabilidad sobre su espalda y a liderar una victoria del Barça por todo lo alto. Este sábado, con su mejor amigo Luis Suárez como socio perfecto, La Pulga arrolló al Betis (6-2).

No hay mejor manera de arrancar la Liga: gol de Arda, que sigue en racha y parece conseguir, por momentos, que nadie se acuerde de Neymar; gol de Messi, dos goles de Luis Suárez –con una asistencia de Messi incluida–, otro gol del rosarino y el último, de falta cedida por Messi, lo convirtió nuevamente el amigo, que asume galones en ausencia de la tercera punta del tridente. Empieza el curso como acabó el anterior: Suárez pichichi con su hat-trick y Messi pletórico.

Sin embargo, el genio de Rosario salía con las ideas muy claras al terreno de juego y mandó el primer mensaje en el vestuario: "Vamos a darle duro". El argentino hizo piña con los compañeros, siempre con Suárez a su vera, y les transmitió la importancia de empezar el campeonato con fuerza. Es hora, un año más, de defender título.

A por el Balón de Oro

Messi olvida las penas de la selección argentina con el Barça y es evidente que con Suárez ha creado una conexión que le hace feliz, muy feliz. Lástima que no lo pueda convertir de uruguayo a argentino. Ambos se han confabulado para tratar de torpedear el Balón de Oro de Cristiano Ronaldo. Parece que no hay discusión posible, pero todavía quedan unos meses.

El mensaje de Messi es el siguiente: si de aquí a diciembre logran encadenar una dinámica de partidos a un nivel celestial y aprovechan la ausencia, que podría ser prolongada, de Cristiano, quizás no queda tan claro quien ganará el Balón de Oro. Hay que apretar al máximo. Si no se gana el de 2016, al menos, ya empiezan a ganar el de 2017.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad