Las sombras que rodean a Sergio Busquets en el Barça

stop

El internacional español no termina de arrancar esta temporada

Busquets se encara con Mateu Lahoz en San Mamés, escoltado por Arda Turan y Denis Suárez | EFE

31 de octubre de 2016 (20:26 CET)

Sergio Busquets no arranca. No es el mismo de los últimos años. El futbolista de Badía del Vallés está desgastado físicamente y su rendimiento ha caído. Luis Enrique Martínez le está dando mucho más descanso del que tenía previsto porque se ha topado con una versión de Sergio que desconocía.

Busquets no está bien. Se comenta que Luis Enrique le dio descanso por las rotaciones. Para hacer pruebas y que otros jugadores vayan cogiendo confianza. Pero la realidad es que el catalán no se siente a gusto. Arrastra unas molestias en la zona del pubis desde hace tiempo. No consigue superarlas y los fisioterapeutas del Barça se están empleando a fondo en esta misión.

Luis Enrique tiene claro que Busquets será imprescindible contra el Manchester City. Sin embargo, prefirió darle descanso ante el Granada, precisamente, para que pudiese mejorar sin problemas de los dolores que arrastra. Está en ello. Jugar contra el equipo andaluz hubiese sido demasiado arriesgado. Además, suponía correr un riesgo innecesario.

Hay que mimar la medular

Busquets es necesario en este Barça porque el equipo no termina de arrancar. No juega tan bien como en los últimos dos años. Falta frescura. Sin Iniesta, el centro del campo no fluye. Solo Rakitic lo sostiene. Y si falta también Busquets, es un tormento, como se vio contra el Granada, un equipo muy inferior que puso en aprietos al Barça en el Camp Nou

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad