Las otras multas en el vestuario del Barça

stop

El club tiene un código disciplinario muy estricto para sancionar las faltas de los futbolistas  

Mascherano, Munir, Jordi Alba, Vermaelen, Sergi Roberto, Piqué, Sandro y Bartra en un entrenamiento de la plantilla del Barça | EFE

24 de marzo de 2016 (09:52 CET)

El FC Barcelona tiene un código disciplinario muy estricto que deben cumplir sus futbolistas desde que Pep Guardiola asumió el mando del equipo en 2008. Desde entonces se ha revisado en varias ocasiones y Luis Enrique penaliza a cada futbolista con una sanción de 200 euros por llegar tarde a un entrenamiento y 400 euros por idéntico motivo antes de un partido. El Barça, además, contempla otras sanciones por salidas nocturnas o malos comportamientos.

Carlos Naval, el delegado del Barça, es la persona responsable de sancionar y cobrar las multas a los futbolistas que llegan tarde, ni que sea un minuto después de la hora marcada, a los entrenamientos y partidos.

Según informa el diario Sport, los futbolistas deben abonar 200 euros la primera vez que llegan tarde. La segunda vez deberán pagar 400 euros y la tercera, 800. La sanción se multiplica por dos.

Piqué, el más sancionado

Más caro cuesta llegar tarde a la convocatoria de un partido. El primer retraso se castiga con 400 euros y la segunda vez, con 1.600. Las sanciones se multiplican por cuatro.

Gerard Piqué es el futbolista que acumula más deudas. El central del Barça ya ha tenido que abonar 6.000 euros. Le sigue Neymar, que ha pagado 1.200 euros. Adriano, con 1.000 euros, y Arda Turan, con 600, son los otros futbolistas más sancionados. En la lista, curiosamente, no figuran ni Dani Alves ni Luis Suárez. Tampoco los cuatro capitanes del primer equipo: Iniesta, Messi, Sergio Busquets y Mascherano.

El dinero recaudado ya no se destina a una cena sino que se abona a una ONG.

El Barça, asimismo, contempla otras sanciones muchos más contundentes. Entre ellas, las salidas nocturnas fuera de los horarios pactados. El club también penaliza actitudes violentas y despectivas hacia otras personas o entidades.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad