Las exigencias de Messi para seguir en el Barça

stop

El delantero argentino condiciona su continuidad en el club al cumplimiento de cinco propuestas

Leo Messi

09 de julio de 2016 (09:56 CET)

Leo Messi no quiere tomar ninguna decisión en caliente. Dolido por la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que le condena a 21 meses de prisión y a una multa de dos millones de euros (su padre deberá pagar 1,5 millones de euros más), el delantero argentino frenará su renovación con el Barça. El futbolista se plantea su salida de España y su entorno sólo abordará su continuidad en el club si la junta directiva azulgrana acepta cinco condiciones que Messi considera imprescindibles.

La familia Messi quiere las máximas garantías para evitar un nuevo problema judicial y pedirá la máxima protección institucional al Barça. Jorge Messi quiere que el club sea contundente en la defensa de sus intereses y agradeció el agresivo comunicado del club y el tuit de Josep Maria Bartomeu en el que el presidente prometió que el Barça luchará hasta el final para rebajar la sanción del juez. "Si atacan a Messi, atacan al Barça", dijo el máximo dirigente.

Messi sólo abordará su posible renovación hasta 2022 si detecta la máxima predisposición en el Barça. El futbolista no quiere dudas ni buenas palabras, sino hechos.

Aumento salarial y liderazgo

El delantero argentino también pide un aumento salarial para seguir siendo el futbolista mejor pagado del mundo. Actualmente cobra unos 17 millones de euros fijos y tres en variables. Messi aspira a ingresar 20 millones fijos y mantener o mejorar los premios por objetivos

Pero Messi quiere más reconocimientos. El delantero argentino exige un trato preferencial porque es el líder del equipo y del vestuario. Él es el mejor del mundo y quiere que se reconozcan sus méritos deportivos. Valora la progresión de Neymar, pero él no contempla un cambio de liderazgo en la plantilla.

Plantilla competitiva

Messi también ha pedido un esfuerzo económico a la junta directiva en la confección de la próxima plantilla. Teme que el Barça se debilite por sus limitaciones económicas y no pueda competir con los grandes clubes europeos, que invertirán mucho más dinero en fichajes.

El delantero del Barça, por último, quiere que el club le siga consultando los grandes cambios deportivos que afrontará en los próximos años. Sabe, por ejemplo, que a Luis Enrique le queda un año de contrato y quiere conocer las previsiones de la entidad.

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad