Las escapadas de Leo Messi y Luis Suárez también excluyen a Neymar

stop

Los dos delanteros del Barça, inseparables, se dejaron ver en público el lunes por la tarde

Leo Messi, Luis Suárez y Antonella Roccuzzo, con sus hijos, en un conocido club deportivo de Castelldefels | Diario Gol

04 de mayo de 2016 (22:27 CET)

Leo Messi, Luis Suárez y Neymar Júnior. Las tres puntas de un tridente mágico que ha dado muchas noches de gloria al FC Barcelona. Un tridente que ha funcionado a la perfección en el terreno de juego, pero que empieza a dar síntomas de no engrasar como antes. Una de las puntas del tridente, la brasileña, está cada vez más alejada de las otras dos.

Messi y Suárez son amigos inseparables. Cuando todo el mundo apuntaba a Neymar como el segundo crack del Barça, el astro argentino ha querido reivindicar al delantero uruguayo. Con menos afán de protagonismo, pero mucha más hambre, Suárez se ha hecho con un hueco incuestionable en el equipo y en el corazón de los barcelonistas. Pero, sobre todo, en el de Leo Messi, que tiene guiños constantes hacia su segundo.

Este lunes por la tarde, los dos cracks hicieron gala nuevamente de su excelente relación. Se dejaron ver juntos en un conocido club deportivo cercano a la playa de Castelldefels, acompañados de sus respectivas mujeres y niños. Pasearon y jugaron con sus hijos en un ambiente distendido. Una tarde en familia, como mejores amigos. Y es que la relación entre Messi y Suárez no es solo magnífica en el campo, sino también fuera de los terrenos de juego.

El mejor amigo

No es una casualidad que sean vecinos en la montaña de Castelldefels y que lleven a sus niños al mismo colegio. Suárez es el nuevo mejor amigo de Messi, ese amigo tan necesario para el argentino que suple el papel que en su día desempeñaban jugadores como Cesc Fàbregas y José Manuel Pinto. Sofía Balbi intenta ser la nueva Daniela Semaan, a pesar del carácter también algo cerrado de la novia de Messi, Antonella Roccuzzo.

La relación con Neymar, en cambio, es solo deportiva. Ni salidas juntos, ni vacaciones, ni escapadas, ni actividades de ningún tipo fuera del terreno de juego. Todo se limita a lo que ocurre en el campo. Y allí se entienden, pero cada vez menos.

El gordo siempre va primero

Messi cedió el penalti en homenaje a Cruyff a Luis Suárez, aunque Neymar reivindicó que era para él (a estas alturas de la película debe ser el único que lo siga pensando). "El gordo se me adelantó", dijo Neymar sobre Suárez con cierto resquemor.

Desde entonces, Messi ha dado muchos penaltis al gordo para que supere a Cristiano Ronaldo en la lucha por el pichichi y la Bota de Oro. Contra el Sporting, el argentino cedió dos penaltis al uruguayo y el tercero fue para el brasileño. Messi siempre piensa antes en Suárez. Y Neymar se va cansando.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad