Las dos decepciones de Luis Enrique (Aleix Vidal al margen) en el vestuario del Barça

stop

El fiasco podría costar unos 90 millones de euros

Luis Enrique da el visto bueno a cuatro fichajes bomba para revolucionar el Barça

27 de septiembre de 2016 (18:20 CET)

No acaban de encajar. El FC Barcelona se ha reforzado bien en el pasado mercado de fichajes estival. Robert Fernández ha atendido las necesidades del cuerpo técnico y ha atado hasta seis nuevos jugadores. Sin embargo, la gran mayoría de ellos han llegado para potenciar el fondo de armario culé, ya que hasta ahora el banquillo de Luis Enrique Martínez dejaba mucho que desear. En este caso, ante las bajas, las ausencias y el deseo de hacer rotaciones, el técnico asturiano ha tenido que echar mano de estas nuevas incorporaciones.

Aun así, parece que por el momento la gran mayoría de fichajes no acaban de encajar en el equipo de Lucho. De hecho, únicamente Samuel Umtiti está rindiendo al nivel deseado y le está poniendo en jaque la demarcación a Javier Mascherano. El resto no acaban de empastar.

Los grandes 'chascos' del verano

Frente a ello, los casos que más preocupan al cuerpo técnico barcelonista son Paco Alcácer y André Gomes. Con seis partidos ya disputados, los dos fichajes que más ilusionaban al club y a la afición dejan mucho que desear. Las cifras de ambos son muy poco esperanzadoras. Y es que ni el ex valencianista ni el portugués han conseguido anotar ningún gol ni marcarse ninguna asistencia.

Un fiasco que acabará costando al Barça unos 90 millones de euros. Alcácer costó 30 'kilos' y ya ha disputado 118 minutos, repartidos en tres encuentros. Sin embargo, su presencia ha sido más que tímida y el delantero no ha conseguido sacar su mejor versión en el cuadro de Luis Enrique.

Por su parte, André Gomes costó 35 millones, aunque el club azulgrana podría acabar pagando 70 'kilos' por el luso, ya que el contrato marca otros 35 en concepto de variables. El centrocampista compatriota de Cristiano Ronaldo ha jugado 238 minutos repartidos en cuatro encuentros. Sus números no mejoran a los del valenciano, aunque sí que es cierto que ha dejado destellos de calidad en sus apariciones. Tiempo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad