Las confesiones inconfesables en el vestuario del Barça

stop

Los capitanes piden unidad a un vestuario con muchos problemas por resolver

Andrés Iniesta y Sergio Busquets

26 de abril de 2016 (13:02 CET)

Cuatro partidos, cuatro victorias. Éste es el gran reto del FC Barcelona en el tramo final de una temporada condicionada por la inesperada eliminación en la Champions. Los capitanes del equipo reaccionaron tras la derrota contra el Atlético en el Calderón y pidieron la máxima unidad a sus compañeros.

Iniesta, Messi, Busquets y Mascherano pidieron un último esfuerzo a la plantilla. Los cuatro abogaron por aparcar los temas personales y centrarse en un final de temporada mucho más complicado de lo previsto, tras dilapidar 11 puntos en la Liga.

La respuesta del equipo no pudo ser más positiva tras la derrota contra el Valencia: dos victorias contundentes contra el Deportivo (0-8) y el Sporting (6-0). Algunos problemas, sin embargo, persisten. Entre ellos, las renovaciones de Neymar y el mismo Busquets.

Las fiestas de Neymar

Neymar, además, sigue siendo protagonista por sus fiestas nocturnas. Por su alocada vida. En un momento muy delicado, los compañeros le aconsejaron que fuera mucho más prudente. El brasileño, sin embargo, hizo caso omiso de los consejos y se pegó una buena fiesta en Londres.

Otro motivo de preocupación son los descartados de Luis Enrique. La plantilla se ha fracturado entre quienes juegan y quienes no. Sergi Roberto es el primer recambio del técnico para la defensa o el centro del campo y Bartra cumplió en los últimos partidos de Liga. En cambio, Aleix Vidal ha exteriorizado su malestar con mensajes que no han gustado nada a Luis Enrique y a los futbolistas. Éstos, sin embargo, callan para no agrandar la herida.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad