Las alternativas de Unzué para la portería del Barça

stop

El conflicto entre Ter Stegen y Bravo pone en alerta al cuerpo técnico azulgrana

Ter Stegen y Claudio Bravo entrenan junto a Leo Messi, con Juan Carlos Unzué al fondo | EFE

03 de agosto de 2016 (12:00 CET)

El FC Barcelona no quiere dormirse en los laureles. Aunque la prioridad del cuerpo técnico es mantener en el equipo tanto a Marc-André ter Stegen como a Claudio Bravo –los han emplazado a ambos a pagar la cláusula de rescisión si quieren marcharse–, la secretaría técnica ha comenzado a revisar los informes de porteros para prevenir males mayores.

Juan Carlos Unzué, segundo entrenador del equipo y hombre de confianza de Luis Enrique, es la persona más a tener en cuenta para la elección del nuevo portero. Suyas fueron las recomendaciones para fichar tanto a Ter Stegen como a Bravo en su momento, y su experiencia como entrenador de porteros le avala como una garantía para semejante misión.

En caso de que Ter Stegen abonase los 80 millones de euros de su cláusula, o Bravo hiciese lo propio con los 40 millones que le retienen en el Barça, la secretaría técnica de Robert Fernández pasaría a la acción en consenso con Unzué. A continuación la lista de porteros que tienen en mente tanto si marcha Ter Stegen –lo menos deseable– como si lo hace Bravo –el mal menor–.

En caso de que marche Ter Stegen

Thibaut Courtois: Tiene 24 años y mide casi 2 metros de altura; el Chelsea no lo dejaría escapar por menos de 40 millones de euros. Tiene contrato hasta 2019. Pudo ser del Barça hace dos años.

Jan Oblak: 23 años y con contrato hasta 2021 con el Atlético de Madrid. No lo dejarán salir por menos de 35 o 40 millones de euros.

Sergio Rico: El tercer portero de la selección española tiene 22 años y juega en el Sevilla. Su precio sería más asequible: entre 15 y 20 millones de euros. Termina contrato en 2019.

Bernd Leno: 24 años. Es el segundo portero de la selección alemana, por delante de Ter Stegen. Juega en el Bayer Leverkusen y su contrato expira en 2018. Costaría entre 16 y 20 millones.

En caso de que marche Claudio Bravo

Diego Alves: El portero del Valencia tiene nueva competencia a sus 31 años y antes que asumir un rol secundario en su club actual, preferiría hacerlo en el Barça. El curso pasado solamente jugó 13 partidos. Termina contrato en 2019 y costaría unos cinco millones de euros.

Pepe Reina: Siempre sale en todas las quinielas del Barça cuando se trata de fichar a un segundo portero con experiencia. Sonó antes de que llegase Claudio Bravo y en caso de que este marche sería un perfil a tener en cuenta. Es una opción muy low-cost. Tiene 33 años y contrato con el Nápoles hasta el próximo 30 de junio de 2018.

Salvatore Sirigu: A sus 29 años, el portero del PSG ha visto como le traían nueva competencia para su demarcación. Tiene contrato hasta 2018 y costaría entre ocho y 10 millones de euros.

Sergio Asenjo: Se trata de un cancerbero que podría recalar en el Barça tanto si marcha Ter Stegen como si lo hace Bravo. En cualquier caso asumiría el rol de segundo portero. Es una opción low-cost (cuatro millones de euros) y tiene 27 años. Le juegan en contra las lesiones. Su contrato con el Villarreal vence en 2019.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad