La vida secreta de Neymar en Barcelona

stop

El crack del Barça oculta muchas sombras en su mansión de Pedralbes

Neymar llega triunfador al entrenamiento de puertas abiertas en el Mini Estadi | EFE

13 de enero de 2017 (22:09 CET)

Neymar Júnior trata de sobrellevar el precio de la fama. No es fácil para un joven de 24 años, que disfruta saliendo de juerga con sus amigos de día y de noche.

El crack brasileño es una atracción mediática las 24 horas del día en la capital catalana. No importa que lleve cresta, se tiña de rubio platino o se deje el pelo afro.

Fuera del mundo fútbol trata de llevar una vida tranquila, con discreción, en una lujosa mansión situada en el barrio de Pedralbes. Paga por ella más de 20.000 euros al mes.

Allí vive solo, aunque suele tener amigos de visita, algunos empleados y a su hijo David Lucca buena parte del tiempo. No siempre.

Su ex se instala en Barcelona

Neymar tiene una custodia compartida con la madre del chico, Carolina Dantas. Una mujer encantadora a la que dejó embarazada y con la que habló las cosas claras.

Ella habla maravillas de él a pesar de criar al niño sin la figura paterna a su lado. Tanto es así, que recientemente se instaló en Barcelona para poder estar más cerca de su hijo.

Y Neymar está encantado de tenerla cerca también, porque sabe que es lo mejor para su retoño, que adora a su madre. Porque él no la ve solo como la madre de su hijo, sino como a una amiga. Son un ejemplo en tiempos de cambio.

Lo que más chirría de todo esto en Barcelona son los paralelismos de Neymar con Cristiano Ronaldo. Muchas voces apuntan que los dos cracks mantienen una relación especial. Que el hecho de ser padres solteros les une de alguna manera.

Paralelismos con CR7

Y no son solo padres solteros. Son dos de los mejores futbolistas del mundo y los más cotizados por las marcas publicitarias. Además, ellos se gustan. Disfrutan cuando se lucen.

En eso, los dos cracks son bastante distintos a Leo Messi, un jugador temible, pero mucho más tímido fuera del campo. Incómodo ante las cámaras.

Las similitudes entre Neymar y Cristiano son tan bestias que, incluso, nacieron el mismo día: un 5 de febrero. Demasiadas cosas en común entre las cortinas de sus vidas secretas. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad