La verdad que esconde la espantada de Piqué de la Roja

stop

El defensa internacional renunciará a la selección tras una decisión muy meditada, no producto de un calentón

Gerard Piqué, en Albania / EFE

10 de octubre de 2016 (10:27 CET)

Gerard Piqué ha estallado tras la última campaña mediática que cuestionaba su españolidad y censuraba su decisión de cortarse las mangas de la camiseta de la Roja. El futbolista del Barça ya ha puesto fecha de caducidad a la selección. La decisión, según fuentes próximas al jugador, no ha sido producto de un calentón. Desde hace tiempo, Piqué meditaba su marcha de la Roja para centrarse en su equipo. Y la última polémica le ha servido la salida en bandeja de plata. 

El Mundial de Rusia de 2018 será la última gran cita de Piqué con España si la Roja alcanza la fase final. Será su tercer Mundial con el equipo nacional. A partir de entonces, el defensa catalán quiere centrarse al cien por cien en el Barça. Entonces ya tendrá 31 años y quiere seguir siendo uno de los actores principales del equipo azulgrana.

Piqué sabe que ya no puede jugarlo todo. Que necesita descansos. La exigencia es muy alta en un club de primer nivel como el Barça y en una selección que aspira a todo en los últimos años. En el equipo azulgrana sí tiene el reconocimiento que no encuentra en la Roja. En el Camp Nou es aplaudido y venerado, y no quiere terminar sus días en el banquillo fruto de un desgaste innecesario. En la selección, en cambio, no ha encontrado el reconocimiento que afirma mercer.

El defensa internacional quiere dosificarse y priorizar al Barça, que es quien le paga cada año un salario millonario. Además, quiere tener más tiempo para su familia. Su padre Joan, sin ir más lejos, ha sido el primero en apoyar la decisión de 'Geri': "Chapeau a lo que ha dicho mi hijo". 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad