La verdad oculta en el "no" de Marquinhos al Barça

stop

El central del PSG tiene varios motivos para desestimar el interés azulgrana

Marquinhos, concentrado con la selección de Brasil en la Copa América | EFE

08 de junio de 2016 (22:43 CET)

Marquinhos no se fía. El central brasileño, perseguido desde hace tiempo por el FC Barcelona, siempre encuentra la manera de zafarse del marcaje al hombre al que le somete el club catalán. Hace tres años que está en la terna de centrales para reforzar el equipo, pero nunca llega. En Barcelona no entienden por qué cuesta tanto cerrar un fichaje de este tipo, teniendo en cuenta que es un jugador con muy buenas características pero que no cuenta con un papel protagonista en el PSG.

"Debería venir al Barça con los ojos cerrados", opinan personas de la cúpula azulgrana. Sin embargo, siempre se termina escaqueando. Y en realidad no le faltan motivos. Normalmente argumentaba que el PSG le había prometido más protagonismo, aunque siempre se repetía la misma historia. Ahora, hay otros aspectos que le preocupan.

Por un lado, el tema económico. El PSG le garantiza un salario elevado que en el Barça sería difícil de mantener si, a la vez, debe afrontar un costoso fichaje. Marquinhos no es de esos jugadores que se bajan la ficha para fichar por otro club. Como la mayoría, valora el dinero. Y, además, tiene ofertas mejores de otros clubes, entre ellos está el Real Madrid. 

¿Y Mascherano, qué?

Por otra parte, tiene dudas en cuanto a su desempeño. Si no es titular en el PSG, ¿quién le garantiza que lo será en un grande como el FC Barcelona? Ahora que no está Alves, tendría posibilidad de intercalar el lateral derecho y la posición de central, donde Piqué es indiscutible y Mascherano también, a menos que se vaya este verano. Por tanto, Marquinhos tendría que competir por el puesto con el Jefecito, jugador muy querido tanto por la plantilla como por Luis Enrique.

El tercer punto que frena a Marquinhos es el proyecto deportivo. En el Barça no es prometedor, ya que el club azulgrana tiene la escala salarial al límite y tampoco puede hacer un desembolso gigante en fichajes a menos que venda antes, cosa que parece complicada. Hay quien piensa que el Barça ha tocado techo y, salvo la MSN, la mayoría de posiciones están debilitadas.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad