La última cena: los traidores de Luis Enrique en el Barça

stop

Los pesos pesados lideran la comitiva para relevar al técnico asturiano 

División en el vestuario del Barça sobre las semifinales de la Champions | EFE

02 de marzo de 2017 (20:56 CET)

Terremoto en el FC Barcelona. Justo cuando el equipo tomaba oxígeno, tras la victoria sobre el Atlético (1-2) y el recital contra el Sporting (6-1), estalló la bomba. 

Era un secreto a voces, pero sorprendió que llegase tan de repente: Luis Enrique no entrenará al Barça la próxima temporada. El técnico asturiano se va tras entrar en un bucle que amenaza con ser insostenible. 

Aunque el vestuario está unido, cada vez hay más facciones que van a su aire. Y, la mayoría de ellas, coinciden en un cierto hartazgo hacia Luis Enrique, un entrenador de mucho carácter y difícil sentido del humor

Su marcha se venía cocinando desde hace meses y varios pesos pesados del vestuario estaban a favor. Los mensajes hacia el téncico que han salido de la boca de algunos futbolistas no son casualidad. 

Sin embargo, una cosa es lo que ocurre de puertas para adentro y otra muy distinta de puertas para fuera. Hacia el exterior los jugadores han alcanzado un pacto para no dejar mal al entrenador, pero muchos están satisfechos con la decisión. 

El propio Ivan Rakitic ofreció tras el partido contra el Sporting un discurso muy poco sentido. "Será lo mejor para él, para el club y para todos", dijo el croata, sin complejos. 

No es el único que piensa así. Y es que sonmuchos los cracks del Barça que se las han tneido con Lucho en algún momento. Empezando por Leo Messi, y pasando por jugadores con mucho menos peso como Mathieu, Aleix Vidal y el propio Rakitic

La reunión privada de los 'capos' azulgranas

La reunión de vestuario estuvo liderada por los de siempre. Andrés Iniesta estaba presente, pero fue de los que menos habló. En estos casos suele ser un actor secundario el de Fuentealbilla, que es de los que mejor se lleva con Lucho. 

Busquets estuvo más crítico, en la línea de sus declaraciones tras la derrota contra el PSG. Luis Suárez, Piqué y Neymar también apoyaban a Messi, el gran cabecilla. 

También hay muchos jugadores que le deben mucho a Lucho, como Sergi Roberto, Rafinha, Denis Suárez y André Gomes. Pero incluso alguno de ellos coincidía en señalar la necesidad de un cambio. 

La noticia ha caído bien en el vestuario, que se siente más liberado ahora. A partir de este momento, ya no importará quién manda o quién deja de mandar. Todos remarán juntos para conseguir los objetivos

Y, luego, ya se verá quién es el próximo entrenador. Pero desde el vestuario todos apuntan al mismo lado: Sevilla. Allí vive y entrena Jorge Sampaoli, el preferido de Messi y de la mayoría. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad